King y la justicia económica

El reverendo Martin Luther King Jr. vio a la justicia económica como uno de los pilares de su lucha por los derechos civiles. Él comprendió que las ataduras de la pobreza en los afroamericanos eran tan fuertes como la segregación y discriminación racial.

Por eso es justo recordar ese aspecto menos conocido del líder de los derechos civiles a 85 años de su nacimiento. El tema de las “dislocaciones en las operaciones del mercado en nuestra economía” estaba presente en su mensaje contra el desempleo y la dinámica que según King “desarrollaba y expandía, y no eliminaba la pobreza”.

Esa estructura económica criticada por King en 1967 en su discurso “¿Dónde vamos desde aquí?” se ha ido fortaleciendo a lo largo de la décadas. Los derechos civiles hoy en general son parejos para todos aunque esta sea una lucha continua. Sin embargo, la inequidad económica a lo largo de las líneas raciales se mantiene mas firme que nunca al día de hoy.

De acuerdo al reporte de United for a Fair Economy de 2013 existen fuertes disparidades en la riqueza y ahorros entre las familias de raza blanca y las afroamericanas y latinas. Al mismo tiempo, otro estudios del PEW Charitable Trusts mostró que 70% de los estadounidenses nacidos nunca logran una mejoría.

Es cierto que hay afroamericanos y latinos que logran superarse y alcanzan el éxito económico. Pero estas son las excepciones, no es la norma.

King ya veía en su tiempo el impacto de la desigualdad económica. El llamado de su famosa marcha de Washington en 1963 era por “Empleos y Libertad”, mientras que una campaña contra la pobreza y el respaldo a los trabajadores de la basura lo llevaron a Memphis donde fue asesinado.

En esta era de alto y largo desempleo, de viviendas embargadas, de disparidad económica récord y de un deficiente sistema tributario recordamos a Martin Luther King y que su lucha por este tipo de justicia todavía sigue en pie.