Tu seguro contra bajas temperaturas

Seas propietario o inquilino, necesitas tomar medidas preventivas antes las recientes bajas temperaturas, tales como mantener la casa cálida, los desagües del techo limpios y los drenajes destupidos. Las extremas temperaturas frías de las últimas semanas pueden causar grandes daños a las viviendas y constituyen “la tercera causa de pérdidas catastróficas aseguradas, después de huracanes y tornados”, asegura el Dr. Robert Hartwig, economista y presidente del Insurance Information Institute (I.I.I., una organización encargada e difundir información sobre todo lo relacionado a seguros).

“Las tormentas invernales, incluyendo aquellas que ocasionaron daños por heladas o nieve, sumaron un 7,1% de todas las pérdidas catastróficas aseguradas entre los años 1992 y 2012”, indicó el Dr. Hatwig.

El I.I.I. sugiere que las personas que no están acostumbradas a experimentar este tipo de clima helado —como los residentes del sur del país— tomen medidas adicionales de protección de seguro para sus viviendas. A continuación encontrarán información sobre las coberturas de seguro de viviendas para daños causados por la fuerte y prolongada caída de las temperaturas.

Los daños causados por la ruptura de las tuberías o por la creación de hielo recogido en el techo (ice dams), están cubiertos. En ocasiones el agua del hielo derretido termina filtrándose en techo y paredes, pero la reparación de estos daños suelen estar incluidas en la cobertura del seguro estándar de propietarios de vivienda.

Sin embargo, para que los daños sean reconocidos por el seguro, el propietario debe haber tomado medidas preventivas para evitar las pérdidas. Por ejemplo, las piscinas necesitan mantener funcionando su sistema de filtrado para evitar que las bajas temperaturas congelen las tuberías.