Rosario Dawson confiesa que tuvo miedo

Dijo que encarnar a Dolores Huerta fue "lo que más miedo" le ha dado
Rosario Dawson confiesa que tuvo miedo
Rosario Dawson en el set de la filmación de "César Chávez".
Foto: archivo

Los Angeles/EFE — La actriz Rosario Dawson dijo que encarnar a la activista méxico-americana Dolores Huerta en la película “César Chávez”, de estreno el 28 de marzo, fue “lo que más miedo” le ha dado en su carrera como artista.

“Interpretar a Dolores Huerta fue increíble”, dijo Dawson durante la promoción del drama “Gimme Shelter”, que está en los cines estadounidenses. “Es posiblemente lo que más miedo me ha dado en mi carrera artística. Estaba muy nerviosa y repleta de dudas. Recé al Señor para que estuviera conforme”, apuntó.

La película, dirigida por el mexicano Diego Luna, está protagonizada por Michael Peña, América Ferrera, Rosario Dawson y John Malkovich.

La trama se centra en la histórica huelga y el boicot de los trabajadores de la uva en Delano (California) en la década de 1960, además de reflejar cómo el activista se debatía entre sus obligaciones como esposo y padre.

Dawson, quién se crió en Nueva York, comentó que Huerta vio recientemente la película y que dio su bendición al equipo.

“A Dolores la conocí a través de mi organización Voto Latino y recuerdo haber compartido algún foro de inmigración con ella. Incluso me retuiteó algo que escribí (en Twitter) y pensé: ¡Ay, Dios mío! Tener la oportunidad de llevar su vida al cine fue algo aterrador”, sostuvo la actriz de origen puertorriqueño, consciente de la responsabilidad a la que se enfrentaba.

“Ella es extraordinaria. Sigue con su activismo a sus 83 años. Ha acudido a todos nuestros eventos y paneles, se dirigió a los estudiantes, reunió firmas… Aún hoy se vuelca en los asuntos que le preocupan. Es una persona importante que ha hecho cosas decisivas. La admiro mucho y quiero que se sienta bien con mi trabajo”, declaró Dawson.

Huerta fundó en 1962, junto al fallecido César Chávez, la Asociación Nacional de Trabajadores del Campo, que pasó a convertirse en el influyente sindicato de campesinos UFWA.

“Si alguien hiciese de mí en el cine y no me viera reflejada en su actuación, me pondría fatal. ¡No soy así! ¡No ocurrió así! ¡No dije eso! Los detalles importan, ¿sabes? Pero ella nos ha dado su bendición a la película. Me explicó ciertas cosas sobre su vida y me enseñó otras para hacer un retrato fiel”, declaró la intérprete de 34 años.