Considera dónde cortar gastos

Hasta en tu empleo puedes ahorrar, aprovechando la cuenta de gastos flexibles o FSA que te ofrezca tu empresa

¿Crees que en el pasado 2013 gastaste demasiado en cosas que no son tan importantes? Bueno, tarde o temprano, todos lo hacemos. Lo importante es darte cuenta y tomar medidas para evitarlo este nuevo año que va terminando su primer mes.

Para eso, te doy varias ideas: primero, si te compras un auto con alrededor de un año de uso en lugar de uno nuevo, te ahorrarás un 30% del precio del nuevo, y tendrás un vehículo que aún funciona bien. Después, escoge marcas genéricas y más baratas en el mercado y la farmacia. Serán menos famosas, pero tienen los mismos ingredientes de las otras.

Hasta en tu empleo puedes ahorrar, aprovechando la cuenta de gastos flexibles o FSA que te ofrezca tu empresa. Así te ahorras $25 de cada $100 que gastes en tu salud. Averigua si tu empleador ofrece descuentos de seguro de auto y de casa. Por cierto, podrías obtener descuentos si tienes esas dos pólizas con la misma compañía: desde un 5 a un 15%, y eso no está nada mal.

Otro consejo: búscate una compañía de celular que permita transferir tu contrato a otra empresa si quieres hacerlo. Con eso, podrías ahorrarte de $150 a $200. Por último, recuerda que organizaciones como la AARP, la Asociación para Personas Mayores, también ofreces descuentos especiales de varios tipos.

Pero si de verdad quieres hacer del 2014 tu gran año del ahorro, descubre ciertos renglones de gastos que —por esenciales que parezcan— podrías eliminar y echarte unos cuantos dólares extra en tu cuenta de cheques.

Por ejemplo, la televisión de cable. ¿No sabías que cada día más personas bajan directamente a su TV películas y programas mediante la conexión de Internet con servicios como Hulu y Netflix? Y ya sabes que el cable está carísimo.

Por otra parte, el servicio de teléfono normal está casi en desuso, y podrías ahorrarte una factura mensual si usas solo tu teléfono móvil. Inclusive, el servicio gratis de Skype te permite hablar y ver a tu interlocutor. Y el Magic Jack puede servirte por solo $30 al año.

Pagar anualidades por tarjetas de crédito con tal de acumular millas para viajar ya pasó de moda, porque las aerolíneas han subido demasiado el total que se necesita para volar. En lugar de eso, búscate una tarjeta gratis de “cash-back”, que te da un reembolso de dinero cada vez que la usas.

También puedes cortar gastos si compras un servicio de móvil sin contrato anual, sustituyes tus computadoras por una moderna tableta y tiras tus fotos con el móvil en vez de comprarte una cámara. Te aseguro que la salud de tu billetera mejorará muchísimo si lo haces.

Alrededor de la web