¿El año de la reforma migratoria?

¿El año de la reforma migratoria?
Un grupo se manifiesta en Washington para exigir la reforma.
Foto: archivo

Mañana el presidente Barack Obama presenta el “Estado de la Unión” –el discurso anual en la cual revela su agenda para el año que viene sin que nadie lo interrumpa (menos para aplaudir demasiado).

Pobre Obama. Su apoyo popular está en el sótano. El estreno de su reforma más importante, Obamacare, fue un desastre tecnológico. Siria se está quemando, el canciller John Kerry persigue su lucha quijotesca para negociar un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos. Edward Snowden se mofa de los Estados Unidos desde Rusia. Los esfuerzos de Obama para controlar las armas, sobre todo después de Sandy Hook, rindieron casi nada. Ya ni se habla del calentamiento climático.

Además, los congresistas ya van perdiendo el enfoque porque se están preparando para las elecciones en noviembre. Un Congreso que ya casi no opera tendrá aún menos capacidad de ejecutar cambios de aquí a noviembre.

Hay una sola iniciativa que podría animar lo que por ahora promete ser un año patético: la reforma migratoria.

Ya existe una propuesta con apoyo de ambos partidos. Es una causa que une a progresistas con el sector privado. Todos los políticos saben que las próximas elecciones presidenciales podrán ser decididas por el voto hispano.

Para Obama, una reforma migratoria podría ser el logro más importante de su segundo término. Y si consigue el apoyo de ambas cámaras en el Congreso, aunque sea después de negociaciones duras, se podría presentar como un presidente capaz de trabajar con todos, y anunciar que la fiebre política que ha paralizado al congreso hasta ahora se va reduciendo.

Es decir, es posible que los próximos doce meses sean el mejor momento para empujar una reforma migratoria. La reforma sigue enfrentando grandes obstáculos, pero también existen rutas que podrían superar estos obstáculos.

Lo que falta es la voz hispana en Washington. Ahora es cuando se debería hablar de los Dreamers, del muro sobre la frontera, y de la ciudadanía. Ahora.

Alrededor de la web