Dos brazos entrelazados en el Super Bowl

Guía de Regalos

Nueva York — La manta de coincidencias y diferencias que existen entre los quaterbacks Peyton Manning, de los Broncos de Denver, y Russell Wilson, de los Halcones Marinos de Seattle, comenzó a tejerse hace dos años y tendrá su puntada final cuando se vean las caras en el Super Bowl XLVIII.

Fue en 2012 que ambos llegaron a sus respectivos equipos. Manning era el veterano que buscaba una segunda oportunidad de liderar una ofensiva tras un paso estelar de 13 años con los Potros de Indianápolis.

Wilson era un pasador novato del cual muchos dudaban que tuviera el físico y las habilidades para ser un jugador que pudiera tener un impacto no sólo en su equipo sino en la misma NFL.

Las consonancias y disonancias que hay en la historia de estos dos mariscales de campo, tan similares y tan distintos, serán tema central del Súper Tazón y por eso a continuación destacamos a algunas de ellas.

El clásico—Peyton Manning es el prototipo de la vieja escuela de quarterbacks altos y corpulentos que se atrincheran dentro de la bolsa de protección y pasan en casi cualquier circunstancia, dejando de lado las carreras.

El moderno—Russell Wilson es, por el contrario, parte de una nueva generación de quarterbacks que son peligrosos tanto al momento de pasar el ovoide como a la hora de usar las piernas. Quizás no sea tan preciso, pero su velocidad lo hace letal.

Peyton Manning, el veterano de 37 años de edad, con 14 temporadas en la NFL, dos apariciones en súper tazón (esta será la tercera), llegará a Nueva York tras una temporada ridículamente buena. Estableció la marca de pases de anotación, con 55, y fue el líder en yardas con 5,477 yardas. Una victoria en el Super Bowl XLVIII le daría su segundo anillo, con el que sellaría una legendaria carrera.

Russell Wilson estuvo a punto de llegar al Súper Tazón en su primera temporada, y ahora que sí lo logró no pudo tener mejor contrincante. Wilson, que tiene todo que ganar, se presentará como quien pudiera tomar la estafeta de la mano del principal exponente de la vieja guardia de mariscales de campo.

Ambos quarterbacks tuvieron que derrotar a sus acérrimos rivales para llegar al Super Bowl XLVIII. Manning derrotó a Tom Brady y sus Patriotas de Nueva Inglaterra, a quienes se ha enfrentado en cuatro juegos de postemporada.

Por su parte, Wilson se volvió a encontrar a Colin Kaepernick y a los 49ers de San Francisco, quienes los dejaron fuera del Super Bowl el año pasado. Esta vez, la victoria fue para Wilson, en lo que quizás sea el inicio de una nueva rivalidad de mariscales de campo.

Peyton Manning es el cuarto quarterback en llegar al Super Bowl tras liderar la temporda de la NFL tanto en yardas obtenidas como en pases de anotación. Los otros tres fueron Dan Marino, Kurt Warner y Tom Brady; todos ellos perdieron esa aparición en el Super Bowl.

Manning tratará de ser el primer quarterback titular que gane un Super Bowl con dos equipos diferentes. Ganó el Super Bowl XLVI con los Potros en 2007.

Russell Wilson será el sexto mariscal de campo que será titular en un Super Bowl ya sea en su primera o segunda temporda. Los cinco pasadores que le anteceden se fueron con tres victorias y dos derrotas. Los triunfos fueron para Kurt Warner, Tom Brady y Ben Roethlisberger.