Estudiantes ELL: una población sin servicios adecuados

Guía de Regalos

El oportuno informe, “Los Aprendices de Inglés: Una población creciente que sigue sin servicios adecuados,” escrito por Jennifer Dounay Zinth, ECS, proporciona información vital que exige con urgencia una atención en este año para casi uno de cada diez estudiantes en escuelas de los Estados Unidos que fueron aprendices de inglés (ELL en inglés).

Muchos programas preescolares no están equipados para servir a los estudiantes ELL adecuadamente; los estudiantes ELL de largo plazo y los estudiantes ELL con educación formal interrumpida, tienen peores resultados que otros estudiantes ELL; y muchos de los maestros de enseñanza general reciben poca o ninguna formación profesional en la atención a las necesidades de estos estudiantes.

Este mes, la Junta de Regentes del Estado de Nueva York publicó su Plan de Acción para el Éxito de los los Apréndices de Inglés (ELL) y los nuevos líderes electos de la Ciudad de Nueva York y la nueva Canciller Escolar Carmen Fariña se preparan para hacer frente a la desigualdad de oportunidades educativas y la desigualdad en los resultados educativos de los estudiantes ELL desde el nivel preescolar a duodécimo grado. En respuesta, los funcionarios electos y los líderes de la educación deben comprometerse a lograr un progreso actual para la reforma de la educación para niños y jóvenes ELL.

Ahora más que nunca, una filosofía educativa que valorice los aportes que brindan los estudiantes ELL y los niños y de las familias inmigrantes, sobre todo sus lenguas maternas y sus culturas, debe ser la norma pedagógica.

Una “historia de dos ciudades” debe transformarse en una nueva narrativa, inclusive y equitativa, de excelencia en la educación para todos, por todos los medios necesarios. Los tiempos exigen que eduquemos y graduemos a los estudiantes alfabetizados en dos idiomas y culturalmente competentes, que están preparados para ser estudiantes universitarios y profesionales y que están listos para participar como ciudadanos de pleno derecho de la ciudad, del estado y de la nación, así como ciudadanos del mundo.

Debemos proveer, ampliar y apoyar los modelos con resultados de enseñanza bilingüe, tanto programas transicionales, y los de lenguaje dual, y empezar con los niños de 4 años de edad hasta la graduación. Estos programas deben estar acompañados por modelos de instrucción de ESL de gran calidad. Insistimos en tener maestros, directores de escuela y directores de los centros de cuidado infantil con certificación profesional y altamente cualificados.

Los padres inmigrantes y de aprendices de inglés, los profesores y los estudiantes ELL no son una carga adicional al sistema de escuelas públicas ni a su misión central. Están en su centro vital y creciente. Ellos son la vanguardia de una “historia de una ciudad multilingüe y multicultural” del futuro. Ponemos en peligro nuestro futuro colectivo si nos descuidamos. Los educamos para asegurar y mejorar nuestro destino colectivo.

Necesitamos tanto la atención urgente y la acción deliberada como el compromiso colectivo y la perseverancia de todos los actores involucrados.

Como decimos en Nueva York, ¡Excelsior!, o como decimos en español, ¡Manos a la obra!