Licey y Magallanes, campeones

Santo Domingo — El presidente dominicano, Danilo Medina, felicitó ayer al equipo de béisbol Tigres del Licey, que se proclamó campeón del torneo profesional local, al vencer a los Leones del Escogido, con lo que logra su vigésimo primer título como franquicia.

El mandatario, quien se encuentra en Cuba participando de la II Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), envió cartas de felicitaciones al presidente del Club Tigres del Licey, Miguel Guerra Armenteros; y al mánager, José Offerman.

“Estoy seguro de que el pueblo dominicano, que siempre sigue con interés y entusiasmo cada partido del torneo de béisbol profesional, disfrutó en esta ocasión de la calidad de los jugadores de cada equipo, cuyos integrantes siempre se esforzaron en dar lo mejor de sí”, manifestó Medina, señaló la Presidencia dominicana en una nota.

El gobernante expresó su agradecimiento a todos los peloteros del equipo e hizo extensivas las felicitaciones “a todos los liceístas”, así como al general, Manny Acta, y al capitán de la agrupación, Emilio Bonifacio, “héroe de la noche, por haber conducido de manera magistral a este nuevo triunfo, que devuelve al conjunto azul el cetro de campeón”.

Medina aprovechó la oportunidad para augurarles “una brillante actuación para conquistar como país” la Serie del Caribe, que se celebrará entre el 1 y el 8 de febrero en Venezuela.

Magallanes, monarca venezolano

Los Navegantes del Magallanes se coronaron el martes campeones del béisbol profesional venezolano al vencer 11-6 a los Caribes de Anzoátegui en el quinto encuentro de la final.

Con un rally de seis carreras en el octavo inning, los Navegantes se encaminaron a la cuarta y última victoria que les permitió revalidar el título obtenido en la campaña anterior y sumar su duodécima corona en la historia de la liga.

El Magallanes quebró el empate a seis carreras en la parte alta del octavo episodio, con una conexión de Pablo Sandoval por el campocorto, lo que forzó a Eduardo Escobar a realizar un disparo errado a la inicial y permitió las anotaciones de Endy Chávez y Alberto Callaspo.

El bateador designado de los Navegantes, Ramón Hernández, sentenció el encuentro con un cuadrangular de tres carreras, que puso la pizarra final de 11-6. Fue el segundo jonrón de Hernández en el encuentro y el tercero de la final. Además acumuló seis remolcadas.

“Traté de coger los mejores turnos que pudiera cuando tenía hombres en las bases y ayudar al equipo a hacer carreras y a ganar. Es un gran honor este premio, pero es mejor celebrar este título, porque es por lo que uno juega, por lo que veníamos aquí todos los días”, dijo Hernández, el Jugador Más Valioso de la final, al registrar promedio de .727, con diez carreras remolcadas.

En esta victoria los Navegantes también contaron con el respaldo ofensivo de Alberto Callaspo, quien conectó un jonrón (1) en el primer inning para poner adelante al equipo 1-0. Ayudó también Robinson Chirinos, quien disparó un cuadrangular para llegar a cuatro en la final y empatar el récord para una final.

El triunfo fue para el relevista de los Navegantes, Fernando Abad (1-0), quien lanzó una entrada de forma perfecta, en la que ponchó a un bateador. La derrota fue para Jean Toledo (1-1), al aceptar tres carreras —todas sucias_, en dos tercios.

“La verdad es que las cosas pasan por una razón. Tuvimos muchos obstáculos en el camino, pero gracias a Dios pudimos ganar este título y se lo ofrecemos a toda la fanaticada para que lo disfrute con nosotros. Estoy muy contento de haber tenido esta oportunidad de jugar con mi equipo y quedar campeón”, dijo Sandoval, quien se unió a los Navegantes en la postemporada y en la final bateó para .350, con un jonrón y cinco impulsadas.

Servicios combinados