Preocupa reforma judicial

QUITO/AP — La reforma judicial que lleva adelante Ecuador ha puesto en entredicho la independencia judicial del país, afirmó ayer la organización Human Rigths Watch.

La organización, basada en Washington, dio a conocer una carta suscrita por el chileno José Miguel Vivanco, su director para las Américas, y enviada a Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura ecuatoriana.

En la misiva Vivanco expresa “preocupación con respecto al proceso de reforma judicial que se desarrolla actualmente en Ecuador y que ha puesto en entredicho la independencia judicial en el país”.

Según la carta, “desde 2011, un Consejo de la Judicatura integrado casi totalmente por ex funcionarios del gobierno del Presidente Rafael Correa, ha nombrado y destituido a cientos de jueces aplicando métodos seriamente cuestionables.”

Afirmó que ese Consejo designó a la totalidad de los 21 miembros de la Corte Nacional de Justicia, el más alto tribunal de Ecuador, así como a sus suplentes “aplicando para ello mecanismos que carecen de la objetividad y la transparencia exigidas por los estándares internacionales relativos a independencia judiciales”.

El documento destacó, sin embargo, que el Consejo de la Judicatura ha inaugurado más de 30 nuevos edificios que son sede de juzgados y oficinas judiciales en distintas regiones del país, ha desarrollado un sistema electrónico para agilizar las instancias de los procesos judiciales y ha brindado capacitación a miles de funcionarios judiciales.

De acuerdo con fuentes oficiales de Ecuador, la cantidad de jueces cada 100,000 personas se incrementó de 4,5 a 10 durante este período, señaló.