Desarticulan red de prostitución por Super Bowl

MANHATTAN — La desarticulación de una red de prostitución y narcotráfico que planeaba hacer gran negocio con los visitantes por el Super Bowl, fue anunciada ayer por el fiscal general del estado Eric T. Schneiderman y el Jefe del Departamento de Policía de Nueva York, Philip Banks.

En total 18 personas de origen asiático han sido arrestadas por la venta de “paquetes festivos” en los que ofrecían cocaína y prostitutas para clientes de alto poder adquisitivo.

La investigación conjunta de la fiscalía y la policía se realizó durante 11 meses poniendo al descubierto una elaborada red, con sede en Manhattan, pero que trabajaba en los otros condados y el Valle del Hudson.

Anunciándose en Internet, en la televisión de acceso público y enviando mensajes de texto a clientes potenciales, ofrecían sus servicios combinados de drogas y sexo en servicio a domicilio o en los apartamentos que la red disponía. Tan solo 10 días antes de la Super Bowl enviaron un texto a sus clientes indicando “las nuevas sexy y hermosas chicas están en la ciudad esperando por ti”.

Las prostitutas traían la droga consigo y una vez que el cliente estaba drogado inundaban la habitación con prostitutas adicionales y cargaban la tarjeta de crédito a través de negocios de fachada legítima, entre ellos mayoristas de ropa, peluca, productos de belleza y un servicio de limusina.

Los sospechosos han sido acusados de conspiración para la venta de drogas, promoción de prostitución y lavado de dinero.

“Mi oficina perseguirá y castigará a quienes explotan a las mujeres y contaminan nuestras comunidades con narcóticos mortales”, dijo Schneiderman.