Hispanos tienen la llave a la gubernatura de Texas

Menos de la mitad de los hispanos en edad de votar participaron en la elección de 2012
Hispanos tienen la llave a la gubernatura de Texas
El procurador general de Texas, Greg Abbott, habla en una actividad para anunciar su candidatura a gobernador del estado en los comicios de 2014.
Foto: AP

Houston-. El voto hispano en la carrera por la gubernatura de Texas podría darle un giro a la elección de noviembre y destronar a los republicanos en un estado donde han mandado 14 años. Los principales candidatos lo saben y han comenzado a cortejar a este grupo.

Con una población de 26.4 millones de habitantes, de los cuáles un 38.2% son latinos, la demografía de Texas es un desafío para cualquiera, sobre todo considerando que posee más de 4,9 millones de hispanos en edad de votar.

Sin embargo, en la elección de 2012 un poco más de 2 millones de hispanos participaron en los comicios y entre ellos un 70% favoreció a Barack Obama.

La clave según Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familia Vota es llegar hablar con los votantes. “Muchas personas no tienen tiempo para la política con dos ó tres trabajos y no toman el peso a la importancia de que participen”, explica.

“Uno de los problemas con los que nos hemos topado es que hay edificios en que viven cientos de familias, pero el acceso está cerrado. Entonces hemos tenido que redoblar esfuerzos para alcanzarlos. Otro es que los hispanos se mudan frecuentemente y si lo hacen deben volver a registrarse”, agrega.

Uno de los principales candidatos republicanos para gobernador el actual procurador general de Texas, Greg Abbott, acaba de lanzar un nuevo sitio web en español en busca del esquivo voto hispano.

“Estoy trabajando con todos los Texanos en nuestro sueño común – El Sueño Americano – establecido en la libertad y no el gobierno. La comunidad hispana y yo compartimos la creencia que la fe, familia y libre empresa son las llaves de un fuerte y próspero futuro para Texas”, declaró.

Su meta es ganar al menos un 40% del voto hispano en noviembre. En las elecciones pasadas el actual gobernador Rick Perry recibió un 38% del voto latino.

Es probable que Abbott no enfrente una primaria demasiado complicada que lo mueva hacia el extremo más conservador del partido. A pesar de eso aún no ha dejado clara su postura sobre proyectos de ley como el que permitiría que jóvenes indocumentados pagaran matrículas universitarias acorde a los precios del estado. “Greg Abbott está desconectado de los latinos en Texas y sus ideas no son mejores en español”, dijo la vocera de la campaña de la demócrata Wendy Davis, Rebecca Acuña.

Según Arturo Vargas, director ejecutivo de NALEO, aunque lanzar una página en español es importante, lo esencial “es dirigirse directamente al electorado y eso se hace invirtiendo en zapatos”, es decir visitando a las personas puerta a puerta.