Buscan frenar muertes por accidentes viales en NYC

'Visión Cero' tiene como objetivo reducir al mínimo las víctimas fatales en 10 años
Buscan frenar muertes por accidentes viales en NYC
Uno de los objetivos de la campaña es instalar más de 20 cámaras medidoras de velocidad, muchas de ellas cerca a escuelas, para controlar la conducción peligrosa.
Foto: AP

Nueva York — Hace apenas dos semanas, la ecuatoriana Ángela Hurtado (68) perdió la vida después de ser arrollada por un todoterreno que realizó un giro ilegal en Maspeth, Queens. Ella es una de las 17 víctimas mortales de accidentes de tráfico que se han registrado en Nueva York en lo que va del año, una tendencia que la Alcaldía ya califica de “epidemia“.

En 2013, Nueva York registró la cifra de asesinatos más baja de su historia, pero en contraste el número de muertes por accidentes de tráfico, especialmente por atropellos, aumentó por tercer año consecutivo.

El año pasado, 286 personas perdieron la vida en accidentes, de las cuales 156 fueron peatones atropellados.

“Estamos ante una auténtica epidemia de muertes por accidentes de tráfico, y esto no puede seguir así”, declaró el alcalde Bill de Blasio en una reciente conferencia de prensa. “El momento para comenzar el cambio es ahora”.

El Alcalde ha desarrollado una estrategia a la que ha bautizado como “Visión Cero” y, tal como su nombre índica, el gran objetivo es reducir el número de víctimas mortales de tráfico a cero en 10 años.

Para ejecutar esta idea, el primer paso fue nombrar una comisión especial compuesta por los dirigentes de NYPD, del Departamento de Transporte, del Departamento de Salud y de la Comisión de Taxis y Limusinas.

Este grupo tiene hasta el 15 de febrero para presentar un reporte con medidas concretas para acabar con las principales causas de muerte por accidente de tráfico, especialmente el exceso de velocidad y no ceder el paso a los peatones, que provocan el 60% de los fallecimientos.

Una de las iniciativas que seguro se va a implementar, según la Alcaldía, es reducir el límite de velocidad en varias zonas a 20 millas por hora, ya que si un peatón es impactado por un auto a esta velocidad, tiene un 95% de probabilidades de sobrevivir.

Otra medida que ya está en pruebas es la instalación de cámaras medidoras de velocidad. Se han instalado seis cámaras de ese tipo en las dos últimas semanas, y en ese tiempo se han multado a 900 conductores, según la comisionada de Transporte, Polly Trottenberg.

Las multas han sido impuestas a conductores que manejaban a 10 millas por hora o más sobre el límite de velocidad, y suponen que tienen que pagar $50, por lo que el Departamento de Transporte recaudará $45,000. No acarrean, sin embargo, rebajas de puntos en las licencias de manejar.

“Este programa está dejando claro a los conductores que no se tolerará el manejo peligroso en nuestras calles”, señaló Trottenberg. “Estas cámaras salvarán vidas, especialmente las de niños y ancianos”.

El Departamento de Transporte no hará pública la ubicación de las cámaras, aunque sí ha revelado que están cercanas a escuelas públicas. El objetivo es instalar más de 20, que cambiarán de localización esporádicamente.