Nueva York “hace su agosto” con el Super Bowl

El evento deportivo ha generado una actividad económica en el estado calculada en $300 millones

Nueva York – El gobierno del estado de Nueva York informó este domingo que aproximadamente 230,000 personas han visitado la Gran Manzana con motivo del Super Bowl, lo que ha generado una actividad económica calculada en $300 millones.

Pese a que el Super Bowl, que se celebra este domingo, será disputado en el vecino estado de Nueva Jersey, Nueva York se ha beneficiado más del evento, debido a que el estadio del partido está a unos 11 kilómetros de distancia de la Gran Manzana, un natural centro de atracción turística.

“No importa qué equipo gane el Super Bowl 48, el gran juego es una victoria económica para el estado de Nueva York”, afirmó el gobernador Andrew Cuomo.

El mandatario destacó que como co-anfitrión de la final del futbol americano, Nueva York ha atraído además a representantes de 3,000 medios de comunicación locales, nacionales e internacionales, en tanto que unas 400,000 personas en total asistieron esta semana a actos relacionados con el Super Bowl.

Explicó además que la Liga Nacional de Futbol (NFL), emitió este año 6,300 credenciales de prensa, lo que es un récord histórico para el Super Bowl, en tanto que el juego será transmitido en 180 países y territorios en el mundo.

Entre los 230,000 visitantes al estado de Nueva York, 100,000 optaron por quedarse entre tres y cuatro noches en 350,000 habitaciones de hotel de la entidad, lo que generó $12 millones de ingresos tan sólo en alojamiento.

Asimismo, el estado calculó que 2,500 personas, entre familiares y personal relacionado con los equipos y la organización del juego, también arribaron a la entidad.

Adicionalmente, las personas que viajaron al estado, pero que no asistirán al estadio, acudirán en cambio a atracciones en la ciudad de Nueva York que le generarán al fisco estatal ingresos por $14 millones.

La final del futbol americano también ha contribuido a generar el equivalente de 2,400 empleos de tiempo completo para el estado, lo que también aumentará las contribuciones al fisco, de acuerdo con el gobierno.