PR quiere seguir mejorando

PR quiere seguir mejorando
Uno de los mejores receptores en grandes ligas, ahora Iván Rodríguez espera brillar en su labor de dirigente con la novena de Puerto Rico.
Foto: especial para edlpelyxandro cegarra

Guatamare, Venezuela — Iván Rodríguez parece un integrante más del equipo de Puerto Rico. Vestido de civil con una franela del equipo boricua, el exreceptor no delata los 42 años de edad. Pero sus días como jugador se acabaron, así que ahora quiere retribuir parte de lo que él recibió como pelotero.

El actual gerente general del conjunto de Puerto Rico habló sobre sus intenciones de devolverle el brillo a la Liga Roberto Clemente, donde se inició en el beisbol profesional; y reconoció la proximidad de algo que parece un hecho: su ingreso al Salón de la Fama de Cooperstown.

¿Cómo le ha ido en este rol de gerente?

Estamos haciendo buen trabajo y progresando cada año. Hemos pasado por una situación muy dura con el beisbol profesional de Puerto Rico, pero gracias a Dios nos estamos recuperado. El fanático está comenzando a apoyarnos, yendo a los estadios de beisbol.

¿Qué recuerda de aquel Dream Team puertorriqueño tan exitoso en la década de los 90?

Bastante cosas buenas. La unión y que era un equipo muy bueno, bastante completo. El año pasado terminamos subcampeones, o sea que estamos mejorando. Cada vez que pasan los años el beisbol sigue mejorando. No solo el profesional, sino el de pequeñas ligas y el aficionado.

Carlos Baerga y usted, miembros de aquel equipo, ¿quieren devolverle ese brillo al beisbol boricua?

Claro, obviamente para eso estamos. Si antes que nosotros estuviéramos hubo otros que también lo hicieron por nosotros, ¿por qué no hacerlo por estos muchachos jóvenes que están comenzando ahora? Esto es una cadena continua que uno tiene que seguir. El objetivo es mantener la liga de Puerto Rico a pesar de todos los obstáculos que hemos pasado.

¿Qué ha sido lo más difícil?

El draft es un reto para nosotros por las facilidades que tenemos en Puerto Rico y que no se pueden comparar con las facilidades que tienen los muchachos de Estados Unidos. No hay comparación ninguna, pero desafortunadamente tenemos que batallar sobre eso y desarrollarnos como isla. Debemos llevar buenas academias y tener buenos programas en ligas pequeñas para que cuando tengan su edad de ir al draft, tengan la habilidad y la preparación académica adecuada.

¿Piensa en su exaltación al Salón de la Fama de Cooperstown?

Agradezco mucho que lo hagan, pero no me gusta hablar de mí. Eso se lo dejo a los periodistas y se los agradezco mucho. Eso vale mucho para mí, pero hay que esperar. Si Dios quiere y la virgen, hay que esperar tres años. Entonces sí podría estar en ese Salón de la Fama al lado de todos esas figuras.