Duelo de necesitados

TIJUANA, México/Notimex — Tijuana y Monterrey, clubes necesitados del triunfo, pondrán en marcha las hostilidades de la jornada 6 del Clausura 2014 de la Liga MX al medir fuerzas hoy en la cancha del Estadio Caliente.

Xolos le hará los honores a Rayados y el encargado de aplicar el reglamento será el siempre polémico Marco Antonio Rodríguez.

Ambos clubes, de paso irregular en el torneo, no podrán darse el lujo de dejar más puntos, siempre y cuando tengan el deseo de meterse a la Liguilla de los ocho primeros de la tabla, y aunque restan varios partidos al certamen, estos puntos después serán necesarios.

Además, los técnicos podrían comenzar a generar dudas sobre su labor al frente de estos equipos, por el lado de los tijuanenses se encuentra el venezolano César Farías, mientras que por los regiomontanos está el “Profe” José Guadalupe Cruz.”El día de mañana [hoy] la exigencia ganar. Es un desafío hacer goles para poder regresar con un triunfo que nos permita reposicionarnos en un papel importante en los primeros lugares de tabla”, expresó Cruz.Xolos llega a este compromiso en casa con registro de dos victorias, un empate y dos derrotas, para sumar siete unidades en el octavo peldaño de la tabla. En el Estadio Caliente tiene marca de dos triunfos en igual número de partido.Por su lado, Monterrey acumula seis puntos en el undécimo lugar de la Liga MX del futbol mexicano debido a una victoria, tres empates y un revés. “Sí preocupa, obvio que preocupa porque no es posible ganar si no haces goles, a lo más que aspiras es a empatar, el cero lo tienes de inicio. El empate es un botín que no es tan apetecible para nosotros. Estamos trabajando para que el equipo tenga gol y resultados favorables”, comentó.Rayados llegará a este choque con dos partidos sin vencer tras caer con Toluca e igualar en el Clásico Regio frente a Tigres.En nueve partidos protagonizados entre ambos clubes, Monterrey tiene saldo favorable de tres victorias, dos para Tijuana y han firmado cuatro empates. Partido complicado para los blanquiazules dado que Xolos no cae en casa desde abril pasado.