Ciudad de Nueva York pide más sal

El estado saca las reservas para hacer frente a las nuevas tormentas invernales
Ciudad de Nueva York pide más sal
Los neoyorquinos sufrieron para trasladarse por las calles durante las recientes tormentas de nieve registradas.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — En Nueva York falta sal. Y no precisamente para sazonar los platos en sus famosos restaurantes, sino para poder seguir caminando por la calle en medio de esta temporada de nevadas histórica.

El gobernador Andrew Cuomo anunció esta semana que la acumulación de nevadas ha dejado las reservas de sal prácticamente agotadas en zonas del sur del estado, lo que ha obligado a su Gobierno a salir al rescate.

Cuomo ordenó envíos de emergencia de sal después de que dos tormentas de nieve prácticamente seguidas azotaran Nueva York esta semana, y ante la inminencia de una tercera este mismo fin de semana.

Su Gobierno destinó 3,500 toneladas de sal de las reservas estatales – el equivalente a 130 camiones – para rellenar los depósitos de la ciudad y de Long Island.

Sin embargo, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró que cuenta con todo lo necesario para hacer frente a cualquier otra tormenta invernal que esté por llegar.

“No sé lo que está pasando en el resto del estado, pero en la Ciudad de Nueva York tenemos los recursos para esta tormenta y para la próxima”, dijo el alcalde.

Esta afirmación fue confirmada a El Diario/La Prensa por Belinda Mager, vocera del Departamento de Sanidad, la agencia municipal encargada de la limpieza de la nieve.

“Contamos con suficiente inventario de sal ahora mismo, pero, dado el nivel inusual de tormentas en las últimas semanas, estamos siempre intentando asegurarnos de que tengamos suficiente cantidad para el resto del invierno”, sostuvo Mager. “Es por ello que estamos en constante diálogo con fuentes gubernamentales y privadas, y estamos agradecidos por su apoyo”.

Según Mager, este año ya se llevan empleadas casi 350,000 toneladas de sal para limpiar la nieve y el hielo las calles de Nueva York, prácticamente el doble que en todo el invierno pasado, y eso sin contar lo que se utilizó en las nevadas de esta semana.

Para encontrar cifras similares hay que retroceder a la temporada invernal 2000-2001, cuando se utilizaron más de 400,000 toneladas.

Teniendo en cuenta que en los últimos dos inviernos no se habían usado más de 200,000 toneladas de sal, la ciudad se hizo este año con 250,000 toneladas que repartió entre los 37 depósitos que tiene desperdigados en los cinco condados. Por cada tonelada se pagaron unos $57, según la agencia.

La gran cantidad de nieve caída obligó al departamento a rellenar sus reservas con la ayuda estatal y a través de empresas como Atlantic Salt Company, el principal proveedor de sal de todo NY, que almacena 350,000 toneladas en sus depósitos de Staten Island. Las montañas de sal de esta compañía, que trae la mayoría de su inventario por barco desde países de Centro y Sudamérica, alcanzan tal volumen y altura que son visibles a través de las imágenes que capturan los satélites en el espacio.

En Long Island, el presidente del condado de Suffolk, Steve Bellone, agradeció también el gesto del gobernador, pero dijo que siguen necesitando más sal para hacer frente al resto del invierno.

“Hemos recibido un golpe duro a nuestras reservas”, declaró Bellone. “Esperamos recibir nuevos cargamentos al final de la semana, pero nuestros niveles de sal están bastante bajos en estos momentos”.

Para hacer frente a las últimas nevadas, el alcalde De Blasio tuvo que poner en funcionamiento 450 vehículos expendedores de sal. Alrededor de 2,300 trabajadores estuvieron haciendo turnos de 12 horas.