PR con liquidez para cinco meses

San Juan/EFE — El Gobierno de Puerto Rico reiteró ayer que tiene liquidez suficiente para acometer los pagos que tenga que hacer durante este ejercicio fiscal, que acaba el 30 de junio, incluidas todas las obligaciones que deriven de la reciente degradación a “chatarra” de su deuda.

Además, calificó de “injusta” la decisión de ayer de Moody’s de rebajar la calificación de la deuda de Puerto Rico dos escalones dentro del grado especulativo (el conocido como de los bonos “basura” o “chatarra”), para sumarse así a la degradación anunciada el martes por Standard & Poor’s. El gobernador, Alejandro García Padilla, defendió que la decisión “se basa en hechos que la firma sabe que son incorrectos” y recordó que “en las reuniones que tuvimos con ellos hace una semana pudieron evidenciar el cumplimiento completo y absoluto de los criterios” que en diciembre Moody’s dijo que se debían cumplir para evitar una degradación.

“Es evidente que Moody’s Investor Service ha abandonado su rol fundamental de proveer a sus clientes un análisis sin prejuicios y se ha enfrascado en un juego de percepción con sus competidores”, acusó el gobernador.

Igualmente, la secretaria del Tesoro de Puerto Rico, Melba Acosta Febo, y el presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), David Chafey, mostraron en un comunicado conjunto su “total desacuerdo” con la decisión de Moody’s, y dijeron que “no vamos a cejar en nuestros planes para fortalecer nuestra situación fiscal”.

El equipo financiero del Gobierno de Puerto Rico ha convocado a sus acreedores a una teleconferencia en el próximo 12 de febrero para discutir el impacto de las degradaciones de deuda de esta semana y los planes del Gobierno para financiarse.