Necesidad de tener un seguro

Poseer un seguro de vida es esencial para afirmar el futuro y la estabilidad económica y emocional de tu familia. Esas pólizas que tan fácilmente pueden adquirirse a precios que se adaptan a tu economía particular, son excelentes recursos que aseguran el bienestar de tus seres queridos en caso de que tú faltes, y que, por eso mismo, te darán una gran tranquilidad mental en vida.

Los seguros de vida de hoy en día vienen en todos los colores: es decir, con muchas diferentes variantes para satisfacer tus necesidades individuales y tus posibilidades económicas, y los hay hasta que te devuelven el dinero que inviertes en ellos sin nunca llega a usarse en el plazo de tiempo para el que lo compras (por cierto, esto es lo que se llama un seguro con Return of Premium, o ROP).

Entonces, si son tan, pero tan importantes, ¿por qué muchas personas a quienes les harían tanta falta no los adquieren y se evitan así muchos problemas en el futuro? Seamos sinceros — si alguien depende de tu ingreso para subsistir, necesitas considerar una póliza de seguro de vida para proveer por sus necesidades en tu ausencia. Eso está claro.

Pero la pregunta que necesitas hacerte es la cantidad de seguro que necesitas. Que no sea ni demasiado ni muy poco. Por eso es esencial que consideres lo siguiente para tomar una decisión inteligente:

El primer paso — calcula cuánto necesita tu familia cada mes para cubrir gastos y durante cuántos años.

El paso número dos es determinar el costo de un funeral. El promedio es entre cuatro y diez mil dólares.

Si quieres que tu pareja pueda liquidar el préstamo hipotecario, pon esa cantidad, y también apunta el costo de la educación universitaria de tus hijos.