Kim Kardashian quiere que Lady Gaga y Fergie canten en su boda

El multitudinario evento parisino también podría verse animado por un ejército de bailarines, acróbatas y demás artistas circenses

Kim Kardashian quiere que Lady Gaga y Fergie canten en su boda
La socialité también contempla la aparición del legendario Stevie Wonder.
Foto: EFE

La estrella televisiva y su prometido, el rapero Kanye West, no se van a conformar con la celebración de una ostentosa boda en la romántica ciudad de París, ya que ambos están dispuestos a organizar todo un fin de semana de conciertos y actividades para que los festejos de su enlace, que tendrá lugar el próximo mes de mayo, sean inolvidables para sus familiares y amigos.

Como publica el diario The Sun, la mediana de las hermanas Kardashian ya ha contratado a dos expertos en la planificación de eventos para empezar a materializar las ideas que ya pasan por su cabeza, como la posibilidad de que dos de sus artistas favoritas, Lady Gaga y Fergie, encabecen el espectáculo musical que daría comienzo una vez que la pareja se dé el sí quiero, una serie de actuaciones que también podría contar con el legendario Stevie Wonder.

El multitudinario evento parisino también podría verse animado por un ejército de bailarines, acróbatas y demás artistas circenses, cuyo objetivo principal sería el de agasajar a todos los invitados a medida que vayan entrando en el lugar del banquete, del que todavía no se han filtrado detalles. No obstante, como asegura el mismo medio, Kanye y Kim ya habrían decidido que disfrutarán de su luna de miel en Italia, donde la pequeña North fue concebida hace casi un año.

Mientras desarrollan los planes para la boda de sus sueños, la pareja también tiene que lidiar con obligaciones más mundanas como el cambio de pañales diario de su primogénita, una tarea a la que normalmente se enfrenta Kim debido a la animadversión del controvertido rapero hacia todo lo relacionado con el cuidado de los bebés.

“Desafortunadamente, Kanye no es del tipo de padres que se animan a cambiar los pañales de su hija en cualquier momento, qué le vamos a hacer. Pero sé que en caso de emergencia, no tendrá ningún inconveniente en hacerlo. La verdad es que es un padre muy atento y muy cariñoso con la pequeña North, aunque odie el tema de los pañales”, explicaba Kim al portal E! Online.

Kim Kardashian está viviendo felizmente junto a su prometido Kanye West y su hija North en la casa de su madre, Kris Jenner, mientras se completan las reformas de su mansión; tan cómoda está, que sabe que se pondrá triste cuando llegue el momento de irse.

“No me esperaba que la reforma de la casa llevara tanto tiempo, pero la verdad es que me encanta vivir aquí, esta casa tiene todo lo que necesito y me gusta pasar tiempo con mi madre y mis hermanas. Me iré en cuanto las obras estén terminadas, pero la voy a echar mucho de menos. No hay nada mejor que toda tu familia pueda ver a tu hija diariamente”, contestó Kim a una fan a través de la plataforma Mobio INsider.

Kim y Kanye -que se prometieron el pasado mes de octubre- esperaban poder mudarse a su nueva vivienda a finales del año pasado, pero tras algunos fallos eléctricos, pospusieron su regreso hasta el verano.

La pareja no está escatimando en gastos a la hora de acondicionar su futura residencia, y ya habría gastado más de $1 millón de dólares en seis camas de lujo y $500 000 dólares en retretes bañados en oro. La casa contará con una sala de cine y una cancha de baloncesto en la propiedad, que será equipada con accesorios de Swarovski.