Policías latinos discrepan de cinco sindicatos

NUEVA YORK — La Organización Nacional de Policías Latinos, Capítulo de Nueva York (NLOA) está en desacuerdo con la petición de cinco asociaciones policiales sobre el programa Stop and Frisk (Parar y Revisar).

La Asociación Benevolente de Policías (PBA), las de los Detectives, Sargentos, Tenientes y Capitanes pidieron el viernes a la corte federal que continúe la apelación a la decisión de la juez Shira Scheindling, a pesar de que el alcalde Bill de Blasio retiró la que presentó su antecesor Michael Bloomberg.

“La decisión fue legalmente defectuosa y difama a los policías… merecemos la oportunidad de defendernos y vindicarnos a través de esta apelación”, indican en sus argumentos que hicieron a invitación de la corte, sin perjuicio de que De Blasio y los demandantes lleguen a los acuerdos que crean convenientes.

Sin embargo, Anthony Miranda, Presidente Ejecutivo de NLOA declaró que “los sindicatos no tienen base para impedir al Comisionado o al Alcalde retirar la apelación. Es en el mejor interés de los neoyorquinos hacerlo”.

La juez dictó que “Parar y Revisar” era inconstitucional y discriminatoria contra las minorías y ordenó reformas supervisadas por un monitor. Bloomberg denunció la decisión y el Segundo Circuito de Apelaciones retiró a la juez del caso por “apariencia de prejuicios”.

“Apoyamos al alcalde y al comisionado, los sindicatos no pueden decidir sobre las políticas del Departamento porque a la larga dañaría a la Policía”, afirmó Miranda para quien las reformas propuestas por la jueza permitirán “identificar cualquier patrón de discriminación”.