Cumbre de seguridad y negocios

Reunión trilateral tratará problema de violencia en Centroamérica

WASHINGTON (EFE).— EEUU, México y Canadá reflexionarán sobre cómo aumentar su cooperación en materia de seguridad con Centroamérica durante su cumbre de la próxima semana, pero no tienen previsto tratar a nivel trilateral el problema de la violencia en la región mexicana de Michoacán, aseguró ayer una fuente oficial.

El avance del crimen organizado en Centroamérica estará en la agenda de la Cumbre de Líderes de América del Norte, que el próximo miércoles reunirá en Toluca (Estado de México) a los presidentes de México, Enrique Peña Nieto; de Estados Unidos, Barack Obama, y al primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

Así lo aseguró ayer en Washington una alta fuente de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, según la cual los tres líderes están interesados en “reforzar a nivel trilateral” la cooperación que cada uno de ellos ya mantiene de forma individual con la región centroamericana.

“Los tres países apoyamos el esfuerzo de Centroamérica contra el crimen organizado y nos interesa avanzar en un enfoque que favorezca el crecimiento económico, la atención a las necesidades sociales y reforzar las instituciones en la región”, dijo una fuente que pidió el anonimato.

Algunos de los temas que han centrado en los últimos meses el diálogo bilateral entre EEUU y México, como el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y la preocupación por el avance de las autodefensas en el estado mexicano de Michoacán, no formarán parte del diálogo de los líderes en la cumbre, según la fuente.

“Al ser una ronda trilateral, no se van a tratar temas que pertenecen a la agenda bilateral regular y que ya se tratan por esos canales”, señaló la fuente.

Además, se anunciará “el desarrollo de corredores logísticos” que faciliten el intercambio de bienes y productos por vía terrestre y también eviten la formación de “cuellos de botella” o “largas filas” que dificultan el tránsito de personas en la frontera, explicó.

Tampoco se espera que México reitere durante la cumbre su malestar por la ejecución el pasado mes en Texas del preso mexicano Edgar Tamayo, en violación de una orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que EE.UU. revisara su sentencia, a pesar de que está previsto que el mismo estado ejecute a otro mexicano en abril.

“Ese es un tema que ha sido motivo de comunicación entre los dos Gobiernos y se va a mantener la consideración en esos canales, no se va a tratar en la cumbre trilateral”, indicó la fuente.

La cumbre en Toluca tendrá como trasfondo el vigésimo aniversario de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y, por tanto, se espera que los líderes “identifiquen nuevas áreas para aumentar la competitividad” en sus tres economías, adelantó.

Los gobernantes también hablarán sobre cómo potenciar los intercambios educativos y “apoyar a los emprendedores de los tres países para que tengan más acceso a financiamiento para sus proyectos” y se incorporen a los sectores más competitivos.