Denuncian persecución política

Denuncian persecución política
Un hombre pasa frente una sucursal bancaria con diferentes mensajes pintados durante la protesta en Caracas.
Foto: EFE

Caracas/Notimex — La orden de captura librada contra el dirigente Leopoldo López y las amenazas contra otros líderes opositores forman parte de una escalada represiva del gobierno venezolano, afirmó ayer el diputado opositor Juan Guaidó.

“Es lamentable que desde el Ejecutivo se busque criminalizar la protesta, es lamentable que se busque perseguir a dirigentes como Leopoldo López y (la legisladora) María Corina Machado, por acompañar la marcha de los jóvenes”, precisó.

Guaidó destacó a Notimex que “es increíble que el gobierno sea juez, parte, acusador y fiscal, es un linchamiento institucional contra algunos ciudadanos”, que formaría parte de “una escalada de represión” del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Maduro durante esta semana acusó varias veces a un sector de la oposición de planear un “golpe de Estado” y responsabilizó directamente a López, contra quien se libró una orden de aprehensión por la manifestación del miércoles que se saldó con tres fallecidos.

La Fiscalía General consideró, al igual que el mandatario venezolano, que López es el presunto responsable intelectual por los disturbios que siguieron a la manifestación opositora, pese a que el líder opositor lo niega rotundamente.

Diputados del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) solicitaron públicamente el retiro de la inmunidad legislativa a Machado.

Guaidó, quien integra junto a López y Machado el grupo “La salida democrática (de Maduro)”, que busca el cambio político en Venezuela, advirtió que desde el gobierno “se quiere generar más miedo” contra la ciudadanía usando a los poderes públicos.

Cientos de estudiantes se concentraron ayer en una plaza de Caracas en demanda de que se libere a los detenidos tras los incidentes del 12 de febrero y se haga justicia con los autores de la muerte de tres jóvenes.

“La lucha continua mientras existan estudiantes, mientras existan compañeros que se encuentran detenidos en distintas sedes del país”, indicó el dirigente estudiantil Carlos Vargas al canal Globovisión. “Es un insulto que el gobierno llame a un diálogo mientras existen compañeros detenidos”, agregó.

?>