Nayelly describe a Obama su dolor porque deportaron a papá

En una carta abierta de 10 páginas, la adolescente de Kansas se desahoga con el Presidente de los Estados Unidos
Nayelly describe a Obama su dolor porque deportaron a papá
Imagen distribuida por la red nacional PICO para exigir un alto a la deportación de Josué Noé Sandoval.
Foto: PICO

Washington – Nayelly Sandoval regresó a casa de una práctica de baloncesto el mes pasado pero descubrió que su padre fue deportado a México con solo lo que llevaba puesto, y ahora la adolescente de Kansas City (Missouri) le ha escrito al presidente Barack Obama pidiendo su regreso.

Sandoval, de 12 años, nació en EEUU y, como miles de niños en su situación, perdió a su padre, Josué Noé, quien fue deportado a finales del mes pasado tras una redada en su trabajo.

“Señor presidente, quiero que sepa que lo que estoy atravesando es verdaderamente duro. Solo quiero a mi padre acá. Mi papá tiene todo acá en Kansas City, sus perros, su casa, su carro y una gran familia”, señala Nayelly en una carta de 10 páginas escrita a mano.

“Quiero a mi padre de vuelta acá. Me hace falta, y también a mi madre, mi hermano y a toda su familia y amigos. Mi padre se parte el rabo todos los días cuando va al trabajo”, relata Nayelly, en el lenguaje jocoso y coloquial de una adolescente.

La “número 44” de su equipo de baloncesto “Lady Bears”, detalla su estrecha relación con su padre, a quien ve como una figura ejemplar.

La carta forma parte de una campaña pro- reforma de la red nacional PICO, http://www.piconetwork.org que trabaja con mil congregaciones religiosas en más de 200 ciudades del país.

El grupo circula una petición en internet, que ya lleva casi 1,400 firmas, para exigir el cese de las 1,100 deportaciones que, según los activistas, realiza a diario la Administración Obama.

Josué Noé llevaba 15 años en EEUU y fue detenido durante una redada en su sitio de trabajo el pasado 15 de enero.

Según PICO, él estuvo en un centro de detenciones donde se le negó la oportunidad de bañarse o cambiarse de ropa durante más de una semana, y recibió tratamiento médico adecuado por una infección solo cuando fue trasladado a otro centro.

Josué fue deportado el 31 de enero pasado, pese a que su abogado solicitó a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) suspender su expulsión.

Según los activistas, ICE aseguró que estaba revisando el caso, pero ignoró los protocolos para impedir la deportación de indocumentados con hijos nacidos en EEUU o que han establecido lazos comunitarios. Más de 350 personas de la comunidad de fe en Kansas City realizaron una protesta para apoyar a la familia de Josué Noé.

Eddie Carmona, líder de la “campaña por la ciudadanía” de PICO, dijo en un comunicado que el caso demuestra que nadie está a salvo de las separaciones familiares, y eso “debería darle vergüenza a una Administración (Obama) que alega que está de lado de las familias inmigrantes”.

Carmona pidió que Obama autorice un alivio migratorio, similar al adoptado para los “Soñadores” en 2012, que proteja a quienes se beneficiarían de la eventual reforma migratoria que apruebe el Congreso.

La reforma migratoria es una de las máximas prioridades de Obama, quien insiste en que no tiene la autoridad para ampliar los alivios migratorios a todos los indocumentados y que esa reforma es tarea exclusiva del Congreso.

?>