Importancia de tener un seguro de propiedad

Si un desastre inesperado destruye o daña tu casa, debes de contar con una buena póliza
Importancia de tener un seguro de propiedad
Foto: efe

Imagínate que después de muchos años de sacrificio y trabajo, finalmente pudiste hacer realidad el ansiado sueño de convertirte en el propietario de una casa, ese lugar tan especial que, además de ser una inversión para la posteridad, es donde convives con tu familia y donde crecen tus hijos.

Por desgracia, a veces tu vida puede cambiar en un segundo—un incendio, un tornado, o un huracán pueden destruir ese paraíso que construiste con tanto amor, y hacer cenizas en minutos tus sacrificios financieros de tantos años.

Es aquí donde radica la enorme importancia del seguro para la propiedad. Si un desastre inesperado destruye o daña tu casa, debes estar seguro de contar con una buena póliza que permita reconstruirla, y a la vez proporcionar el dinero necesario para costear tus gastos de alojamiento temporal. Y aunque no seas tú el propietario del sitio donde vives, también debes tener cierta garantía de que una situación imprevista no te va a causar una crisis financiera.

No hay dudas de que una buena cobertura te ayudará a dormir mejor… Y por eso un seguro para la propiedad, o homeowners insurance, puede darte la tranquilidad de tener bien protegida la casa donde vives.

Es bien importante que antes de escoger ese seguro de propietario pidas varios estimados y busques la cobertura más amplia al mejor precio posible. Puedes adquirir un seguro con un agente local o a través de empresas aseguradoras que venden sus productos por medio de sus propios empleados, por teléfono, por correo o el Internet.

También asegúrate de que estés tratando con una compañía confiable que realmente sea capaz de responderte cuando la necesites. Consulta con el Departamento de Seguros de tu estado, las páginas amarillas y pregúntales a familiares y familiares que te puedan dar recomendaciones y los nombres de varias compañías de seguro que funcionen en tu estado.

Y por supuesto, compara los precios que te den diversas aseguradoras de acuerdo a las coberturas que necesitas. Si no quieres pagar un seguro muy alto, pregunta a los agentes con quienes hables de qué manera puedes reducir el precio de tus primas. Sin embargo, no escatimes cuando se trata de proteger la inversión que has hecho en tu hogar. Busca el mejor precio posible, pero si que ese pueda perjudicarte en el futuro.

Es cierto que si ya has terminado de pagar el préstamo de tu casa, nadie podrá obligarte a comprar un seguro de propietario. No obstante, con todo lo que has invertido en tu hogar, y para dormir más tranquilo, no es recomendable que canceles tu póliza y te expongas a un imprevisto que afecte tu propiedad y todo lo que ésta representa para tu familia.