Supuesto dealer de Seymour Hoffman no quiere ir a prisión

El músico de Jazz Robert Vineberg buscará llevar su caso a un tribunal especializado para evitar pisar la cárcel y pagar su condena con rehabilitación
Supuesto dealer de Seymour Hoffman no quiere ir a prisión
Vineberg insistió en que sólo era un amigo de Hoffman y no responsable de la muerte del actor.
Foto: EFE

Robert Vineberg,un músico de jazz arrestado por cargos de drogas a raíz de la muerte de Philip Seymour Hoffman ha presentado una solicitud para que su caso sea trasladado a un tribunal especializado en problemas de drogadicción con el objetivo de que sea penado con rehabilitación y no con la cárcel.

También conocido por su nombre artístico de Robert Aaron, este hombre fue una de las cuatro personas detenidas dos días después de la trágico deceso de Hoffman, quien fue encontrado muerto en su apartamento de Nueva York el 2 de febrero mientras la policía investigaba el origen de la heroína que se encuentra en casa de del actor.

El sospechoso, vinculado con las drogas descubiertas en la almohadilla de Seymour, negó la acusación de delito de posesión de heroína durante su comparecencia en la Corte Suprema de Manhattan, alegando que los paquetes de heroína descubiertos en su propiedad habían sido para su uso personal.

Durante la audiencia de este martes, su abogado Edward Kratt presentó una moción para que su cliente sea juzgado en un tribunal especializado para los usuarios de drogas, que están normalmente condenados a períodos de tratamiento.

En los documentos legales, Kratt escribe: “El Sr. Vineberg está deseoso de enfrentar y tratar con éxito su problema de abuso de sustancias y convertirse en un miembro sobrio y productivo de la sociedad.”

Recientemente, el músico habló sobre sus vínculos con Hoffman, insistiendo en que era un amigo y no era responsable de la muerte del actor, alegando que estaba siendo utilizado como un medio de “chivo expiatorio”.

Además, Robert Vineberg también fue vinculado a la cantante Amy Winehouse (fallecida por una sobredosis de alcohol en julio de 2011) y al artista Jean-Michel Basquiat (muerto por una sobredosis de heroína en 1988).