Despiden a exreina y expulsan a CNN

Despiden a exreina y expulsan a CNN
Vista ayer del traslado del cuerpo de Génesis Carmona, la reina de belleza y estudiante murió en la ciudad de Valencia tras ser herida de bala en una protesta.
Foto: efe

Caracas — “Génesis murió por Venezuela, apoyándola y queriendo que fuésemos libres”. Cientos de personas participaron ayer en el sepelio de la Miss Turismo Carabobo, asesinada de un balazo en la cabeza cuando participaba en una marcha pacífica contra el gobierno.

Su hermana Alejandra, cuyas palabras abren esta crónica, anunció que seguirá su lucha, con un testimonio lleno de emoción.

Una lucha que ya no será retransmitida en directo por el canal estadounidense CNN. Patricia Janiot, una de sus periodistas estrella, abandonó ayer Venezuela tras las amenazas lanzadas por Nicolás Maduro contra la emisora por cubrir las protestas opositoras.

El Colegio Nacional de Periodistas de Caracas (CNP) confirmó que además se les habían retirado las credenciales a otros periodistas de la cadena y que Janiot viajó “por seguridad”.

Maduro acusó a CNN de ser “la emisora internacional que tiene como objetivo justificar la guerra civil y la intervención del ejército gringo”.

En la noche del jueves, CNN emitió un debate entre tres estudiantes opositores y tres chavistas. Más tarde entrevistó al periodista Ignacio Ramonet, defensor a ultranza del proceso bolivariano, en una muestra de equilibrio informativo imposible en los canales chavistas.

La arremetida contra CNN sucede nueve días después de que el gobierno ordenara sacar del aire, por “cuestión de estado”, a la emisora colombiana NTN24, el único canal que informó en directo sobre la marcha opositora del 12F. Más tarde bloqueó su web. Su cuenta en twitter también sufrió un hackeo.

El procedimiento administrativo para sacar a la emisora de la parrilla de las cableras sigue su curso, confirmó Delcy Rodríguez, ministra de Comunicación.

Los medios venezolanos sufren el peor apagón informativo en décadas: hegemonía comunicacional, censura en las televisiones y represión en las calles. El CNP denunció ayer que 55 periodistas han sido agredidos desde que empezaran las protestas, cifra a la que se suma una veintena de detenidos y casi los mismos robados durante sus coberturas.

Las agresiones no paran. “Efectivos de la Guardia Nacional nos apuntaron y nos hicieron pegarnos contra una pared mientras amenazaban con matarnos”, relató ayer Ronald Gil, periodista del diario La Región.

“Ante el empeño del gobierno de ocultar la represión en Venezuela y cerrar los espacios informativos, más y más info-activismo ciudadano”, animó Provea, prestigiosa organización de derechos humanos.

Alrededor de la web