El clásico ‘Brief Encounter’ estaciona en Beverly Hills

El aclamado filme inglés trae su historia de amor a la ciudad, con énfasis en una puesta en escena original
El clásico ‘Brief Encounter’ estaciona en Beverly Hills
Hannah Yelland (der.) es la protagonista de 'Brief Encounter'.
Foto: Jim Cox

Brief Encounter, la película que David Lean (Lawrence of Arabia) dirigió en 1945 donde un par de desconocidos —casados y con hijos— se enamoran tras un inocente encuentro en una estación de tren, está considerada como una de las mejores de la historia del cine.

Su argumento, escrito por el dramaturgo inglés Noël Coward, se basó en una obra corta de éste, Still Life, y, con el paso de los años, generó versiones radiofónicas y un par de “remakes”.

Ahora, una combinación de la obra teatral y del largometraje —exquisitamente protagonizado por Celia Johnson y Trevor Howard— llega al recientemente inaugurado Wallis Annenberg Center for the Performing Arts en Beverly Hills, directa de los escenarios de Londres y Nueva York, bajo la dirección de Emma Rice, directora artística del Kneehigh Theater inglés donde se generó la producción.

“Brief Encounter es una historia muy simple que bebe de temas épicos”, comenta a La Opinión, vía email, Rice. “Hemos tratado de mantener la intimidad de la relación [entre los dos protagonistas] creando al mismo tiempo un mundo de proyecciones, luz y sonido que gira alrededor de ellos”.

“Mientras escuchamos las palabras de los amantes y sentimos su tormento, observamos cómo los elementos conspiran alrededor de ellos: los trenes marchan por sus almas, humo, campanas [y pantallas de cine]”.

Uno de los aspectos más interesantes de esta producción de Brief Encounter es la proyección de imágenes e incluso escenas en una pantalla de cine.

“Quise usar cine porque la película es una pieza icónica de la historia, y quise que fuera una referencia a ese viaje. Pero también quise que fuera un evento teatral porque no tiene sentido recrear la película”, detalla la directora. “Tenemos lo mejor de los dos mundos: la humanidad de los actores en el escenario, viviendo, respirando y sintido cada momento, y el impacto del primer plano [en la pantalla]”.

El filme es celebrado, además, por el empleo de la música del compositor ruso Sergei Rachmaninoff, especialmente el Concierto para Piano Número 2, que también se escucha en la versión teatral.

“La pasión rusa se contrapone al conservadurismo [emocional] inglés”, advierte Rice. “Cuanto más tratan [los dos protagonistas] de resistirse a su amor, la música insiste aún más en que se dejen arrastras por su pasión. La música es el subtexto, es lo que quieren , lo que necesitan y lo que son”.

Mantener la acción a finales de los años 30, como en la obra original, fue debido a que “esa época no tenía que ver con la libertad individual, sino con la obligación y el honor. También es importante destacar que la homosexualidad era ilegal en 1938 y que Noël Coward, que era gay, vivía bajo represión. Él entendía lo que era amar de forma ilícita, lo que era ocultar sus relaciones y lo que era no poder expresar el amor de forma libre”.

Noël Coward en general y Brief Encounter en particular, siguen siendo contemporáneos por “el entendimiento, empatía y documentación [del autor] sobre la seducción, la intimidad, la pasión, la culpa y la pérdida”, concluye la directora.

Qué: ‘Brief Encounter’

Cuándo: hasta el 23 de marzo. De martes a viernes a las 8:00 p.m. Sábado a las 3:00 p.m. y 8:00 p.m. y domingos a las 2:00 p.m. y 7:00 p.m.

Dónde: The Bram Goldsmith Theater, Wallis Annenberg Center for the Performing Arts, 9390 N. Santa Monica Blvd., Beverly Hills

Cómo: boletos de $79 a $129. Más información: http://www.thewallis.org