Bate con mucha hi$toria

Nueva York/EFE — El trozo de bate que el abridor Roger Clemens arrojó a los pies del receptor Mike Piazza durante la Serie Mundial que enfrentó a los Yankees y a los Mets de Nueva York en el año 2000 ha sido vendido por $47,800, según informó la casa de subastas encargada de la operación.

La pieza, una de las reliquias más codiciadas de la historia reciente del béisbol, estuvo durante años en manos de Jeff Mangold, un miembro del cuerpo técnico de los Yankees.

“El incidente Piazza-Clemens es uno de los más tristemente famosos de la historia del béisbol moderno y este trozo de bate estuvo en el centro de todo el episodio”, recordó en un comunicado de prensa el director de Coleccionables Deportivos de la casa de subastas Heritage, Chris Ivy.

El recordado choque tuvo lugar en el segundo partido de la Serie Mundial del año 2000 entre los dos equipos neoyorquinos, cuando el bate de Piazza se partió con una bola enviada por el serpentinero Clemens.

Éste recogió entonces un trozo de madera y lo lanzó contra el receptor de los Mets, uno de los momentos más polémicos de la historia del béisbol.

El abridor de los Yankees fue sancionado por su comportamiento y recibió una multa de $50,000 por “actitud antideportiva”.

El enfrentamiento entre las dos estrellas ya venía de lejos, pues sólo unos meses antes Clemens había contusionado a Piazza con un pelotazo en la cabeza.