Las cuentas con el seguro social

Nueva York– Quienes reciben el seguro social por primera vez puede que lean esta columna con algo de sorpresa.

Si usted recibió estos beneficios en 2013 es posible que tenga que hacer algunos cálculos y no descarte que tenga que terminar rindiendo cuentas ante el IRS por ello.

¿Cómo saberlo?

Para empezar, quienes reciben el seguro social deben recibir el formulario SSA-1099 de la Administración que le muestra el monto total de lo que reciben como beneficios.

Es algo muy útil porque el cuánto, si hay algo de sus beneficios que son tributables, depende del total de sus ingresos anuales y su estado civil.

Como regla general, y para tranquilidad de muchos, si los beneficios del seguro social fueron los únicos ingresos que recibió el año pasado estos no son tasables y usted no tiene que presentar la declaración federal de Impuestos.

Ahora bien, quienes recibieron ingresos por otro lado — quizá tenga una propiedad de la que recibe el dinero de un alquiler– entonces, sus beneficios estarán sujetos a impuestos una vez que su ingreso bruto ajustado modificado sea mayor que el monto base de su estado civil.

Es decir que si es soltero, e ingresó más de $25,000, pongamos $27,000, entonces tendría que declarar los $2,000. Si se es casado y se presenta una declaración conjunta, el monto base es de $32,000.

Para consultar todas las variaciones sobre este monto, acuda a http://www.irs.gov o llame al 800-829 3676.

Si tiene ingresos por planes de pensiones tipo IRA, bonificación de acciones, u otro tipo de plan, normalmente se le tienen que haber hecho retenciones a lo largo del año, a no ser que, específicamente, usted haya pedido que no lo hagan.