Ordenan arresto de “Piculín” Ortiz, exbaloncelista boricua

Se le imputa violar las condiciones de libertad bajo palabra. El exdeportista se declaró culpable en el 2011 de cultivar 218 plantas marihuana con intensión de distribuirla
Ordenan arresto de “Piculín” Ortiz, exbaloncelista boricua
José “Piculín” Ortiz ha confesado que estar desempleado y no buscar ayuda para la depresión contribuyeron a que se involucrara con las drogas.
Foto: Archivo

San Juan, 24 feb – Una orden de arresto contra José “Piculín” Ortiz, exseleccionado nacional de baloncesto, fue expedida por las autoridades federales por violar las condiciones de su libertad supervisada.

La petición fue solicitada por la fiscalía federal después de que la Oficina de Probatoria elaborara un informe sobre Ortiz, en el que se señala acerca de la infracción del exdeportista.

El exseleccionado, quien el pasado 1 de enero llegó a un acuerdo con los Atléticos de San Germán del Baloncesto Superior Nacional (BSN) para trabajar en ese equipo, se declaró culpable el 4 de noviembre de 2011 de cultivar 218 plantas marihuana con intensión de distribuirla.

En marzo de 2012, fue sentenciado a seis meses de prisión, nueve meses de tratamiento en el centro de rehabilitación Hogar Santísima Trinidad y a 600 horas de servicio comunitario, en las que ofrece mensajes sobre el peligro del abuso de sustancias controladas.

El excentro de los Cangrejeros de Santurce se retiró a los 42 años, con logros que incluyeron nueve campeonatos nacionales.

Ortiz dijo el pasado año, en una charla con estudiantes, que estar desempleado, el ocio y no buscar ayuda para la depresión contribuyeron a que se involucrara con las sustancias controladas.

“Arrastraba muchos problemas, yo llevaba una depresión severa por mucho tiempo la cual no pedía ayuda. Tuvo que pasar esto para que pudiera caer en cuenta de qué estaba pasando conmigo”, declaró Ortiz refiriéndose a las razones para que este se involucrara con las drogas.

Agregó que, “sin embargo, por 26 años yo no tuve ningún problema. El ocio, dejé de hacer cosas, no tenía trabajo ni nada para hacer y los problemas me arrastraron”.