Demandan de nuevo a Nicaragua

Sigue a El Diario NY en Facebook

Managua/EFE — Nicaragua no tiene nada que perder con la nueva demanda interpuesta por Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para delimitar la frontera marítima entre ambos países, en el Caribe y en el Pacífico, opinaron ayer expertos nicaragüenses en derecho internacional.

“Nicaragua, en términos jurídicos, tiene una ventaja importante, porque Costa Rica se auto impuso un límite en el Caribe al acordar una frontera con Colombia en 1977” que la CIJ determinó no la era, sostuvo el jurista nicaragüense Mauricio Herdocia.

“Y en el Pacífico, Nicaragua se podría beneficiar con las decisiones equitativas de la Corte, a pesar de que Costa Rica tiene accidentes geográficos que le pueden beneficiar”, valoró el también exagente nicaragüense en la CIJ en el caso con el país vecino, en declaraciones a periodistas.

Según el experto en derecho internacional y rector de la privada universidad American College, de Managua, el tratado Facio-Fernández de 1977 entre Costa Rica y Colombia fijaba como frontera en el Caribe el meridiano 82 y la CIJ determinó que no lo era en un fallo en un caso entre el país suramericano y Nicaragua.

En febrero de 2010, Costa Rica solicitó a la CIJ que se le permitiera intervenir en el litigio entre Colombia y Nicaragua en calidad de Estado no-parte, con el fin de poder informar sobre la naturaleza y extensión de los intereses costarricenses en el mar Caribe para que no se vieran afectados ante el eventual resultado de ese caso.

En mayo de 2011, la CIJ rechazó esas intenciones de Costa Rica, igual que con otra de Honduras, para intervenir en el contencioso fronterizo que Nicaragua mantenía con Colombia.