Latinas enfrentan serios obstáculos para ganar liderazgo político en EEUU

En Estados Unidos ocho de cada 100 mujeres es latina, pero hasta ahora sólo hay cinco candidatas hispanas nuevas en busca de uno de los 468 escaños en competencia para las elecciones de 2014.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Latinas enfrentan serios obstáculos para ganar liderazgo político en EEUU
La abogada Eloise Gomez Reyez
Foto: Provista

HOUSTON, Tx.— Para tener posibilidades de derrotar a un legislador en servicio cualquier candidato necesita reunir por lo menos un millón de dólares para sostener los gastos de su campaña y destacar, algo que para la gran mayoría de mujeres con ambiciones políticas es casi imposible de lograr.

El dinero se ha convertido en un gran obstáculo que filtra a los candidatos y entre ellos muchas latinas se quedan atrás incluso en las primeras etapas del proceso electoral.

La consultora republicana Joanna Burgos, quien trabajó reclutando mujeres para el partido conservador, aseguró que “el dinero es un problema muy grande. Más mujeres pierden en las primarias que hombres, ahí es donde se levanta la campaña. No hay suficientes grupos que colecten fondos para ayudar a las mujeres a ganar”, detalló.

Pero los dólares no son el único obstáculo que está impidiendo el crecimiento político de las latinas en Estados Unidos, a pesar que ellas representan un 8.3% de la población total, y han alcanzado solo el 1% de los puestos políticos elegidos a nivel nacional. Los patrones culturales en la comunidad hispana también actúan en su contra.

“Desde pequeñas nuestras familias nos han dicho ‘sea humilde mijita, si hace algo bien entonces no lo ande diciendo, no llame la atención’, pero en política eso no funciona”, confesó la senadora estatal Leticia Van De Putte, quien ahora disputa el puesto de vicegobernadora del estado de Texas.

Gabriela Domenzain, ex asesora de campaña del presidente Barack Obama, explica que a la mayoría de las latinas les enseñan a ser más dóciles, menos confrontacionales y no tan competitivas como se requiere para estar en la política, donde incluso se tiene que “presumir” lo que se hace.

Para analistas como Vanessa Cárdenas, del Centro para el Progreso Americano, el problema está en la falta de modelos a seguir y la necesidad de que las mujeres hispanas que ya han llegado al liderazgo político ayuden a otras con el camino.

“Las mujeres latinas son líderes en sus comunidades, en las escuelas, en los vecindarios, pero no van más allá y hay un vacío que llenar”, insistió.

Para Héctor Sánchez, director ejecutivo del Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano (LCLAA), el problema va mucho más allá y tiene que ver con la falta de voluntad dentro de los partidos políticos para impulsar a candidatas hispanas. “Las latinas tienen que trabajar tres veces más, ser mucho mejores que cualquier candidato, si les encuentran cualquier cosa, las tratan de descalificar”, explicó. “Tienen que derribar mucho más barreras para lograr el apoyo del partido”.

Antonieta.cadiz@impremedia.com