Tras captura de “El Chapo”, el reto es desmantelar su cartel

El cartel de Sinaloa es responsable de al menos el 25% de la droga que invade las calles estadounidenses.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tras captura de “El Chapo”, el reto es desmantelar su cartel
La aprehensión de Joaquín "El Chapo" Guzmán es la más importante que se ha realizado en la última década.
Foto: Getty Images

Washington, D.C. – La captura del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán es otro “trofeo” en la lucha antidrogas, pero Estados Unidos y México afrontan la ingente tarea de neutralizar y desmantelar al poderoso cartel de Sinaloa, aseguraron este martes algunos expertos.

Desde la captura de “El Chapo” Guzmán el sábado pasado en Mazatlán, expertos consultados por La Opinión consideran que su eventual extradición a EE.UU., si Washington la pide y consigue, podría durar años debido a factores políticos y a los diversos recursos de amparo y apelaciones que el narcotraficante podría utilizar.

Sin embargo, también coinciden en que otra prioridad de EE.UU. y México es arrancar de raíz al cartel de Sinaloa dirigido por “El Chapo”, para impedir que otros cabecillas llenen el vacío de poder y continúen su lucrativo negocio de drogas ilícitas en este y otros países.

Después de todo, el cartel de Sinaloa, descrito como una exitosa operación empresarial global, es responsable de al menos el 25% de la droga que invade las calles estadounidenses, y un 80% del mercado ilícito tan solo en Chicago (Illinois), con un valor de $3,000 millones anuales.

“No es suficiente su captura, se tiene que desmantelar toda la organización y en eso están EE.UU. y México, tratando de combatir a todos los carteles”, dijo Michael S. Vigil, un exagente de la DEA durante 31 años que estuvo a cargo de operaciones antidrogas internacionales. “Los narcotraficantes tienen que entender que solo tienen dos caminos: morir o ir a prisión”.

“El Chapo” construyó “un imperio totalitario en el que se puso como líder supremo y, aunque su captura es un gran logro y causará caos dentro del cartel, dejó intacta una amplia red de distribución de drogas. La pregunta clave es con cuánta rapidez podrán actuar EE.UU. y México para eliminar el cartel”, señaló Vigil.

Según el experto, su reemplazo podría ser Ismael “El Mayo” Zambada, quien suele preferir el anonimato y “no está claro que quiera asumir un papel más visible dentro del cartel”.

En todo caso, Vigil cree que sería mejor extraditar a “El Chapo” a EE.UU., una vez que cumpla su sentencia, porque en México podría continuar ejerciendo poder en la organización criminal.

Por su parte, George Grayson, profesor de política de la Universidad William & Mary, señaló que “el cartel tiene muchos tentáculos, muchos colaboradores, y solo en Chicago cuenta con socios que le ayudan a distribuir la droga a otros estados”.

“Es un asunto de seguridad para ambos países, y desde luego les conviene arrancar a este cartel de raíz. Queda mucho por hacer”, enfatizó Grayson, autor de varios libros sobre el narcotráfico en México.

El desmantelamiento de otros carteles de la droga — como el de los Arellano Félix, o el de Medellín, que dirigió en Colombia el fallecido Pablo Escobar — supuso una estrecha colaboración internacional y la continua persecución de sus integrantes, según los analistas.

El presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, el republicano Michael McCaul, dijo a la cadena Fox News que habrá más arrestos porque las autoridades lograron penetrar el sistema de comunicaciones con la captura de “El Chapo”.

“Nuestra capacidad de penetrar sus códigos no augura nada bueno para su futuro”, dijo McCaul, partidario de que “El Chapo” sea extraditado a EE.UU.