Mucho cuidado con las donaciones a entidades de caridad

NUEVA YORK/EDLP — Los profesionales dedicados a la recolección de fondos para entidades de caridad son los que al final se quedan con la mayor parte de las donaciones, según un reporte anual del Fiscal General Eric Schneiderman que será emitido hoy.

De acuerdo a lo señalado por Schneiderman en su informe “Pennies for Charity” (“Centavos para la Caridad”) sobre las organizaciones sin fines de lucro, éstas sólo reciben una pequeña parte de todo lo recaudado.

En el 2012, los profesionales de telemercadeo que operaron en Nueva York, retuvieron la mayor parte de las donaciones que lograron a nombre de organizaciones de beneficencia: más de $154 millones, que los donantes creían iba a ser usados en ayudar a los más necesitados.

Los tele-recaudadores registrados en Nueva York reportaron que recibieron más de $249 millones en contribuciones en 2012, la mayor cantidad jamás conseguida.

El informe ” Centavos para la Caridad 2013, Dónde va su Dinero: Telemercadeo por Recaudadores de Fondos Profesionales”, encontró que los especialistas dedicados a la recolección de fondos se quedan con un promedio de 62 centavos de cada dólar que obtienen.

Sólo un 38% de los fondos va en realidad a las organizaciones de caridad, según el reporte del fiscal.

Una porción de las donaciones incluidas en este informe se realizaron a organizaciones benéficas relacionadas con el huracán de Sandy y la ayuda a las víctimas del tiroteo de Sandy Hook.

“Los neoyorquinos que abren sus corazones y billeteras tienen derecho a saber cómo se gasta su dinero duramente ganado y cuánto de su dinero va a pagar los sueldos y el costo del telemercadeo”, dijo Schneiderman.

“Nuestro informe anual tiene como objetivo ayudar a los neoyorquinos a maximizar los beneficios de sus donaciones al mostrar la cantidad que va a la caridad, en comparación con lo mucho que queda en los bolsillos de los recaudadores de fondos”, agregó.

El fiscal recomendó resistirse a la presión que ejercen los recaudadores para hacer una donación en el momento. “Si recibe una llamada telefónica de telemercadeo no se sienta obligado a dar una donación por teléfono. Usted puede solicitar recibir información acerca de la causa y una solicitud por correo”, dijo.

Schneidermar pidió denunciar a las organizaciones sospechosas. “Si usted cree que una organización está tergiversando su misión, o que se está produciendo una estafa, póngase en contacto con el Buró de Asuntos Caritativos del Fiscal General en charities.bureau@ag.ny.gov o llamando a la línea (212) 416 8402”, indicó el Fiscal General.

Entre otras recomendaciones, Schneiderman señaló las siguientes:

Done a entidades establecidas. Donar a organizaciones que las que están familiarizados o que tienen un historial comprobable de éxito el cumplimiento de sus misiones de caridad. Examine con cuidado a organizaciones benéficas con nombres similares a las organizaciones mejor establecidas.

Nunca dé dinero en efectivo. Lo mejor es darle a su contribución por cheque pagadero directamente a la caridad. Esto es más seguro que dar por tarjeta de crédito o de débito y mucho más seguro que el envío de dinero en efectivo. Tenga cuidado al revelar información personal o financiera, no dar nunca dicha información a una organización o individuo que no conoce.