Bebida ilimitada permanecerá en el brunch neoyorquino

La Autoridad de Licor del estado clarificó que es legal ofrecer este complemento con comida por un precio fijo porque se considera un evento especial

Nueva York – Las autoridades de Nueva York han clarificado y calmado a dueños de bares y restaurantes sobre una de las ofertas más populares de sus menús: el brunch.

La Autoridad de Licor del estado explicó ayer que es legal ofrecer bebida alcohólica sin límite por un precio fijo con comida para un brunch porque éste es considerado un evento especial.

La agencia tuvo que hacer esta aclaración porque apenas unos días antes se indicó a los dueños de los restaurantes desde la NYC Hospitality Alliance que esta práctica habitual los fines de semana estaba prohibida sin excepción. Es algo que provocó un fuerte revuelo en estos negocios.

La alianza, bajo la cual se unen buena parte de los restaurantes de la ciudad, había recibido muchas preguntas de dueños de locales durante la semana a propósito de una regulación apenas conocida, pero que en efecto prohíbe de forma general servir alcohol sin límite a cambio de una cantidad fija.

Las autoridades recuerdan, no obstante de forma vaga, que pese a que las Mimosas y los Bloody Maries puedan fluir en las mesas en las que se sirvan brunchs especiales, los restaurantes con licencia “tienen la obligación legal de no servir en exceso a sus clientes”.

Los lugares que promuevan la bebida en exceso podrían enfrentar multas que ascienden a varios miles de dólares. Aún así se pueden hacer ofertas de dos bebidas por el precio de uno como forma especial y es posible promocionar descuentos de bebidas, siempre y cuando los precios queden por encima del 50%.