Schumi dos meses en coma

Berlín/EFE — El expiloto alemán Michael Schumacher cumple dos meses en coma tras el accidente de esquí sufrido en los Alpes, período en que el entorno del “hombre récord” de la Fórmula Uno ha tratado de controlar las informaciones sobre su estado en medio de múltiples especulaciones.

La ‘manager’ del siete veces campeón del mundo, Sabine Kehm, y portavoz de la familia, salió esta semana al paso a unas informaciones del semanario “Focus”, según las cuales el equipo médico había interrumpido el proceso para despertarle del coma al excampeón.

Los esfuerzos médicos prosiguen “invariables” y no habrá nuevos partes mientras no haya “cambios relevantes”, indicó Kehm, en lo que fue el enésimo desmentido por parte del entorno del piloto sobre noticias difundidas por los medios, tanto esperanzadoras como negativas, incluyendo la muerte del paciente.

Schumacher sigue en la clínica universitaria de Grenoble, a la que fue transportado en helicóptero el 29 de diciembre, tras sufrir el accidente en la estación de Méribel cuando descendía por una zona de nieve virgen a cuatro metros de distancia de una pista marcada.

El goteo de noticias ha disminuido en estas ocho semanas y por lo menos la esposa del expiloto, Corinna, sus hijos Gina Maria y Mick, de 16 y 14 años, su hermano Ralf y resto de familiares no sufren el acoso mediático de los primeros días cada vez que acceden al hospital.

La familia ha difundido periódicamente mensajes agradeciendo las muestras de apoyo llegados de todo el mundo, pero a la vez pidiendo respeto a su esfera privada, con apenas alguna que otra declaración de Corinna expresando su amor por su esposo.

Schumacher cumplió 45 años el pasado 3 de enero, con las inmediaciones de la clínica universitaria convertidas en un paisaje de equipos móviles de televisión, dispuestos a captar los mensajes de apoyo llevados personalmente por unos 200 seguidores del piloto, en sus camisetas de Ferrari, la escudería con la que conquistó la gloria.

No ha habido noticias acerca de nuevas intervenciones, tras las realizadas en los días posteriores al accidente para tratarle las lesiones craneales sufridas, al caer y golpearse violentamente contra una roca.