Elevan protesta ante la ‘Libertad’

Elevan   protesta  ante la ‘Libertad’
Para Andrés Prince, derecha, y sus acompañantes su protesta es un mensaje de apoyo a sus hermanos en la patria venezolana.
Foto: Especial para EDLPVictor Matos

NUEVA YORK — Decenas de venezolanos viajaron en transbordador desde el parque Battery en el Bajo Manhattan hasta la estatua de la Libertad, para enviar desde allí un mensaje de “solidaridad y esperanza” a sus compatriotas en el país sudamericano.

Andrés Prince (49), uno de los líderes del grupo, dijo que una vez en la isla Liberty el grupo compuesto por unas 40 personas se tomó fotos delante de la estatua de la Libertad, “porque ésta es un símbolo de la libertad y de los derechos humanos, y las enviamos por la redes sociales, como Facebook y Twitter, para que nuestros hermanos venezolanos sepan que estamos con ellos”.

“La libertad es un acto sagrado y todos los seres humanos debemos vivir con libertad, y la libertad es muy importante ahora para Venezuela”, manifestó Prince, nacido en La Guaira, con 20 años de residencia en los Estados Unidos. “Nosotros queremos desde aquí dar un mensaje de apoyo, y lo hacemos a través de las redes sociales, ya que sabemos que allá los medios de comunicación están bloqueados por el gobierno”.

Prince, que tiene a toda su familia en Venezuela (padres y hermanos), dijo que ellos le han comunicado que la situación en el país es desesperante, “debido a la violencia, la escasez de alimentos y la inflación”.

“Vivimos con el temor de que algo malo pueda pasarle a nuestros familiares en Venezuela”, dijo Prince. “Hoy día los colectivos, que son grupos armados por el gobierno, entren a las casas a saquear y a robar”, denunció.

Héctor Perdomo (74), natural de Caracas, con 40 años en los Estados Unidos, dijo que aunque las autoridades no les permitieron llevar banderas y carteles a la isla Liberty, “cantamos el himno nacional, lanzamos gritos de protesta, y nos fotografiamos delante de la estatua”.

“Protestamos porque ese régimen (del presidente Nicolás Maduro) ha llevado a Venezuela a una miseria espantosa”, dijo Perdomo. “Mi hermano Joaquín, que es ingeniero, me cuenta que todos los días tiene que ir a buscar comida, hacer una cola en lugares donde nadie sabe lo que venden allí”.

El problema de desabastecimiento es tan grande que, según Perdomo, hay comercios donde le toman el número de cédula de identidad al comprador, “y sólo le venden una vez a la semana”.

“Los países comunista se han caracterizado por controlar a los ciudadanos por el hambre, de modo que si el Estado te regala un huevo, el ciudadano se lo agradezca”, dijo Perdomo. “La situación de desabastecimiento es una manipulación política”.

Otro de los manifestantes fue Jesús Reina (47), quien reside en Caracas y estaba de paso por Nueva York.

“En Venezuela hemos perdido la seguridad ciudadana y la libertad económica”, dijo Reina. “Yo vivo en Los Ruices, que es la zona de más resistencia hacia el gobierno, y nosotros tenemos poca movilidad durante el día y tenemos que montar barricadas para contrarrestar a los colectivos paramilitares del gobierno”.

El fin de semana, en Miami y Washington, se congregaron cientos de venezolanos para protestar por la situación que vive su país.

—Más información en la pág. 8