Contabilizar propinas

Nueva York– Parte del trabajo de mesero incluye contabilizar las propinas en un diario. Es algo que necesitan el dueño del negocio para el que trabaja y el IRS porque todas las propinas son ingresos, y como tales hay que informar de ellas a Hacienda siempre que estas sumen más de $20 al mes.

Los dueños de los negocios con personal que cobra propinas– restaurantes, peluquerías, negocios de transporte o entregas de comida por ejemplo–, deben conocer estas cuentas para poder hacer las retenciones pertinentes.

Si los empresarios no han proporcionado un libro u hojas de entradas de propinas o un registro electrónico, el IRS recomienda a los empleados usar el impreso 4070A pero también acepta informes de estos pagos que contengan el nombre, dirección, número de seguro social, nombre del dueño de la empresa, la dirección y el nombre de esta. No hay que olvidar que este informe, que debe cubrir como máximo un mes de propinas, debe estar firmado y con fecha.

Ahora bien. ¿Qué son propinas?

Las cantidades en metálico, débito o crédito que se reciben directamente, las que se reciben a través del empresario o tras un acuerdo de reparto. Los regalos, como entradas a un partido, no tienen que ser reportadas al empresario pero su valor si al IRS.

Y muy importante. Una propina es un pago libre del cliente que es quien decide, sin negociar, cuanto da. Es decir, si se incluye obligatoriamente una propina del 18% en la cuenta de la cena de un grupo de más de seis personas, por ejemplo, ese 18% no es considerado por Hacienda como propina sino como salario.