Crece incertidumbre sobre futuro de correo en El Bronx

Crece  incertidumbre sobre futuro de correo en  El Bronx
Edificio que alberga la Oficina Postal de la calle 149 y Grand Concourse, El Bronx.
Foto: edlpjose Acosta

NUEVA YORK — El edificio histórico que sirve de sede a la oficina de correos del sur de El Bronx está en venta, y líderes locales quieren que se convierta en un lugar que contribuya al desarrollo económico de la zona, y no en otro sitio de almacenaje.

El proceso de venta empezó en marzo de 2013, cuando el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS, por sus siglas en inglés), como parte de un esfuerzo por cerrar un déficit presupuestario de $20 mil millones para 2015, realizó un estudio interno que lo llevó a poner en venta la cuadra de la Oficina Postal General, GPO, de la calle 149 y la avenida Grand Concourse.

Para el USPS la venta se perfila como una oportunidad de obtener una ganancia significativa en el caro mercado de bienes raíces de la ciudad, pero líderes locales consideran que el proceso de licitación privada, que concluye el 12 de marzo, deja muy poco espacio para que la comunidad pueda influir en la selección del comprador y mucho menos en el uso que le darán a la propiedad.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz hijo, dijo que su oficina hubiera preferido que el edificio se mantuviera como lo que es: una oficina de correos, “pero ante los esfuerzos inútiles del Congreso por preservarlo, debemos ponernos de pie y ser escuchados para conseguir el mejor proyecto posible”.

“No podemos permitir que los burócratas de Washington vendan uno de nuestros activos más preciados al mejor postor. Tenemos opciones. Nos hemos reunido con varios promotores que han propuesto ideas innovadoras para este espacio”, dijo Díaz.

Marlene Cintrón, presidenta de la Corporación de Desarrollo Económico de El Bronx, dijo que lo que buscan es que el comprador utilice el edificio para entidades que dinamicen la economía de la zona.

“Pueden ser restaurantes en el primer piso, pueden ser oficinas, clínicas médicas privadas, instituciones culturales, etc.”, dijo Cintrón. “Un edificio de esa calidad debe seguir teniendo una relación con la comunidad”, señaló.

El inmueble ha permanecido en gran medida inactivo durante muchos años. Hoy en día tan solo una quinta parte de sus casi 30,000 metros cuadrados están en uso, y el personal se ha reducido a apenas 30 empleados.

Cintrón invitó a todos los empresarios que han hecho ofertas de compra a sentarse con la Corporación y la oficina de la presidencia del condado, para explicar el uso que desean darle al edificio.

“Todavía no se sabe la fecha en que el USPS va a anunciar al ganador de la licitación, pero sabemos que el correo que funciona en el edificio permanecerá operando por unos dos años hasta que todo el proceso concluya”, dijo Cintrón.

Connie Chirichello, portavoz del USPS, dijo que como política de sus relaciones con la comunidad, “el USPS proporciona oportunidades para los funcionarios y las comunidades locales que pueden ser afectados expresen sus opiniones referentes a un proyecto, para hacerlas considerar antes de cualquier decisión final”.