Niñito sin seguro recibirá en NY cirugía que le negaron

Justin Michael López, de dos años, podrá ser operado y recibirá las medicinas y tratamientos necesarios para su recuperación

Niñito sin seguro recibirá en NY cirugía que le negaron
Martha Suárez y su pequeño Justin López, quien ahora podrá recibir la atención médica que necesita.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York — El niño de dos años que sufre de malformaciones en su cuerpo y cuya vida corría peligro porque la falta de cobertura en su seguro médico no permitía operarlo, finalmente recibirá los tratamientos que necesita.

Healthfirst, compañía que ofrece el seguro de salud, confirmó que Justin Michael López podrá ser operado y recibirá las medicinas y tratamientos necesarios para su recuperación, indicó Jay Schechtman, vicepresidente de la compañía.

“Cubrirá incluso los doctores que no participan en nuestro plan de salud para la continuidad de la atención del niño”, expresó Schechtman. “También estaremos realizando los trámites de transportación y supliremos los artículos médicos que el menor necesite”.

El compromiso de la compañía se logró luego de que El Diario/La Prensa publicara la situación por la que atraviesa el niño y su madre, y lográramos que la concejal Julissa Ferreras intercediera.

“Me impactó mucho este caso porque soy madre primeriza y entendí el desespero de una madre”, dijo la concejal Ferreras, quien afirmó que seguirá indagando acerca del caso.

En el reportaje del 27 de febrero, El Diario informó de forma exclusiva el drama que vivía Martha Laura Suárez (29), madre del menor, para conseguir que su pequeño recibiera el cuidado médico de urgencia que necesitaba por tener hidronefrosis, malformación linfática y criptorquidia.

Con las barreras del idioma y sin entender mucho cómo funciona el sistema, Suárez, originaria de Tlaxcala, México, tuvo que tocar muchas puertas para lograr que su pequeño recibiera las cirugías que necesita, y que le fueron negadas porque Healthfirst supuestamente no le cubría esos gastos.

Hasta el momento, todavía no se ha fijado fecha para la operación del menor. Después de recibir la noticia de la aceptación del seguro médico, Suárez fue ayer a una cita en el hospital Bellevue, pero el cirujano encargado había cancelado todas las citas para ese día en ese hospital, donde va solamente una vez al mes. La mujer fue enviada al hospital NYU Langone Medical Center donde era atendida anteriormente, pero al llegar le explicaron que este hospital no aceptaba Healthfirst.

Cuando los directivos de Healthfirst fueron notificados del incidente se comunicaron con los dos hospitales para que hicieran una alianza y de esta manera poder asistir a la desesperada madre.

“Estoy muy feliz porque ahora veo como una luz de esperanza para que mi hijo reciba la atención medica que necesita”, dijo Suárez, que ahora espera la cita para concertar la operación.

El menor Justin Michael López fue diagnosticado con hidronefrosis, malformación linfática y criptorquidia.

La hidronefrosis ocurre cuando la orina se acumula en los riñones y no puede drenarse fuera de la vejiga. Los riñones se inflaman a causa del exceso de orina. La condición puede afectar uno o ambos riñones. La hidronefrosis no es una enfermedad por sí misma, sino que es una señal de otra enfermedad o padecimiento que afecta los riñones. La inflamación de los riñones puede conllevar a daño renal.

Malformación linfática es una masa en la cabeza o en el cuello y menos frecuente en la axila, que se produce como resultado de una formación anómala de los vasos linfáticos. Estos son conductos pequeños que se encuentran cerca de los vasos sanguíneos y que ayudan a transportar los líquidos de los tejidos desde el cuerpo hacia los ganglios linfáticos y los transportan nuevamente al torrente sanguíneo. Existen dos tipos principales de malformaciones linfáticas: El Linfangioma y El Higroma Quístico.

Criptorquidia: o testículos no descendidos es cuando el testículo no llega a su posición normal dentro del escroto. Esta condición es evidente en la exploración física del infante y se encuentra en el 3% de todos los recién nacidos (hasta 21% de los recién nacidos prematuros).