Otra exhibición del Bayern

Otra exhibición del Bayern
Mario Mandzukic (izq) y Thomas Müller marcaron en el amplio triunfo del Bayern.
Foto: EFE

Berlín/EFE — El Bayern Munich, dirigido por el español Pep Guardiola, sigue en plan intratable en la Bundesliga y ayer sábado continuó su paso incontenible hacia el título alemán con una goleada a domicilio por 6-1 ante el Wolfsburgo, en partido de la vigésimo cuarta jornada.

El suizo Xerdhan Shaqiri, Thomas Müller (dos), Mario Mandzukic (también con doblete) y Franck Ribery marcaron los tantos en la nueva exhibición goleadora del Bayern.

Sin embargo, el repaso de los goles y del resultado final del partido hace perder de vista que se trató de un compromiso bastante parejo al menos durante una hora de juego.

La media hora final del Bayern fue brutal, con cinco goles marcados, y, al final, el castigo fue demasiado grande para el Wolfsburgo que había empezado el partido con un planteamiento interesante, que le dio en la primera parte muchos problemas al Bayern.

Guardiola de salida había dejado en el banquillo a Bastian Schweinsteiger y a Mario Götze, así como a Mandzukic y los españoles Thiago Alcántara y Javi Martínez, quienes entrarían durante la segunda parte.

El Wolfsburgo optó por presionar la salida del Bayern, lo que en la primera parte le dio buenos frutos. En el minuto 18, el equipo local se fue en ventaja por intermedio del brasileño Naldo, a centro del belga Kevin de Bruyne.

El Bayern igualó el marcador, en un saque de esquina, cuando el arquero del Wolfsburgo, Diego Benaglio, sacó de detrás de la raya de gol un remate de Shaqiri (m.25). Müller, para no dejar dudas, remató otra vez y envió el balón al fondo de la red, pero el gol ya estaba dado y va a la cuenta del suizo.

Tras el empate, el Wolfsburgo siguió dándole problemas al Bayern y tuvo varias ocasiones de irse con una nueva ventaja, en los pies de Arnold (m.38), De Bruyne (m.44) y Caligiuiri (m.47).

El partido cambió cuando, poco antes de que se cumpliera la hora de juego, Guardiola movió ficha y mandó al campo a Thiago por Shaqiro y a Mandzukic por Toni Kroos.

En el minuto 63, Thiago le metió un gran pase al área a Müller quien definió sin problemas. Tres minutos después, Mandzukic hizo el tercero con un remate dentro del área a centro de Rafinha. En el 71, a pase de Robben, Ribery marcó el 1-4 con un remate de pierna derecha.

Müller hizo el quinto de cabeza (m.78), a centro de Robben, y luego le puso a Mandzukic el 6-1 (m.80).

Posiblemente, una de las claves del partido fue que al Wolfsburgo no el alcanzó el físico para desarrollar durante 90 minutos lo realizado en la primera parte. Los cambios, que implicaron también cambios posicionales como el retroceso de Müller al centro del campo, también confundieron por completo al Wolfsburgo.

El Schalke, rival europeo del Real Madrid, también goleó: 4-0 al Hoffenheim, con tres goles del holandés Jan-Klaas Huntelaar y uno de Obasi, lo que lo consolida en la cuarta posición y le da cierta tranquilidad al grupo tras los varapalos recibidos ante el equipo madridista y el Bayern Munich.

El Bayer Leverkusen, en cambio, sigue con su sequía de victorias y no pasó de un empate 1-1 con el Hannover 96.

La sorpresa de la jornada la dio el Augsburgo, al derrotar a domicilio al Borussia Mönchengladbach 2-1.