Gobierno acusa a oposición por muerte de un agente

Gobierno acusa a oposición  por muerte  de un agente
Un grupo de personas protesta con ollas vacías contra el gobierno.
Foto: efe

Caracas/EFE — El ministro venezolano de Interior, Miguel Rodríguez, acusó ayer a la Policía de Chacao, a órdenes del alcalde opositor caraqueño Ramón Muchacho, de provocar la muerte de una agente del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Los agentes de Polichacao actuaron “desproporcionadamente violando todos los protocolos” al disparar el jueves en una autopista y matar a una agente del Sebin cuando conducía a prisión a un manifestante opositor al Gobierno de Nicolás Maduro, dijo.

“Eso se llama homicidio”, remarcó el ministro en declaraciones a la emisora interestatal TeleSur.

Rodríguez explicó que el Sebin, tras analizar vídeos y fotografías, capturó “in fraganti” a un ciudadano “peligroso que perturbaba el orden público” en el municipio Chacao del este caraqueño, uno de los principales escenarios de las protestas que se repiten contra el Gobierno desde el 12 de febrero pasado, cuando también actuó Polichacao.

Los agentes del Sebin, relató Rodríguez, “sacaron al ciudadano detenido del área y (cuando lo trasladaban a prisión por una autopista) llegó un grupo de nueve motorizados de Polichacao que dispararon sin mediar palabra y le quitaron la vida a una muchacha recién graduada de detective”, subrayó el ministro Rodríguez.

La policía municipal ha dicho que sus agentes creyeron que hacían frente a un presunto secuestro y no cayeron en cuenta que el vehículo con la aparente víctima era del Sebin.

Muchacho ha explicado que por ello sus agentes fueron puestos de inmediato a órdenes de la justicia.

La actuación de Polichacao en el asunto, insistió el ministro, “contrasta con la complicidad e inacción que la caracteriza” ante la violencia generada por “grupos de choque de la derecha como parte de una agenda desestabilizadora que ya suma casi un mes”.

Las manifestaciones opositoras se suceden a diario en varias ciudades de Venezuela desde el 12 de febrero bajo diversas demandas, y algunas de ellas han derivado en hechos de violencia en los que han muerto al menos 21 personas, incluidos activistas de ambos bandos y agentes de organismos de seguridad.

El ministro de Exteriores, Elías Jaua, dijo ayer que estos grupos violentos son “financiados y entrenados por organismos del Gobierno de Estados Unidos” para provocar una guerra civil y derrocar al presidente del país, Nicolás Maduro.