Básicos para una oficina en casa

Crea el espacio ideal para trabajar desde tu hogar.

Tu productividad diaria al estar fuera de la oficina dependerá directamente de lo bien organizado que esté tu lugar de trabajo .
Tu productividad diaria al estar fuera de la oficina dependerá directamente de lo bien organizado que esté tu lugar de trabajo .
Foto: Shutterstock

Nueva York — ¿Acabas de lograr que tu jefe te permita trabajar desde casa, pero te preocupa no contar con un ambiente adecuado para hacerlo? Toma en cuenta los siguientes puntos para crear la oficina perfecta en tu hogar.

Escoge el lugar adecuado: bien sea en un rincón del comedor, la sala o el cuarto, establece cuál será ese espacio que se convertirá en laboral y que debe ser respetado por el resto de los que comparten tu vivienda. Asegúrate que la zona escogida cuente con suficiente luz y no esté en la parte más ruidosa de la casa.

Adquiere un escritorio y una buena silla: el escritorio es la parte principal de una oficina, por lo que no dudes en comprar uno que sea lo suficientemente grande como para acomodar todo lo que te facilita realizar tu trabajo. Compleméntalo con una buena silla, preferiblemente con ruedas, para que te permita alcanzar todos los elementos que necesites para ser productiva.

Tecnología básica: está de más decir que necesitas una computadora, y es tu decisión, con base en preferencias o necesidades, si usas una de escritorio o una portátil. Luego asegúrate de contratar los servicios de Internet de alta velocidad, con conexión Wi-Fi preferiblemente, para reducir los cables.

Además, según tu tipo de trabajo, puede ser que necesites una máquina que te permita imprimir, sacar copias y enviar faxes.

Para organizarte: de nuevo, según el tipo de trabajo que realices, vas a necesitar artículos para guardar los materiales. Para ahorrar espacio puedes colgar estantes sobre tu área de trabajo o utilizar los gabinetes de almacenamiento portátiles.

No te olvides de elaborar una lista similar a la de útiles escolares con los utensilios que vas a necesitar, como bolígrafos, lápices, cinta adhesiva, grapadora y grapas, ganchos para papel, tijeras, notas adhesivas, etc.

Decora el espacio: dale un toque personal a tu oficina en casa, bien sea con cuadros u otro tipo de adornos a tu gusto, o pintando el área con el color de tu predilección. Es importante que te agrade el lugar donde vas a pasar tantas horas.

Establece límites: uno de los mayores retos es mantener la separación hogar/oficina. Asegúrate de que todos en la casa entiendan que durante las horas laborales deben actuar como si no estuvieses allí.

Asimismo, el hecho de que trabajes en tu casa no significa que debas hacerlo en pijama, y aunque obviamente no necesitas ponerte un traje, vístete de manera cómoda pero no demasiado informal, así le darás a entender a todos que vas a comenzar tu rutina de trabajo.

)