Busca a la mujer que la dejó recién nacida en Burger King

Katheryn Deprill tiene miles de preguntas para esa mujer que le dio el regalo de la vida

El 15 de septiembre de 1986, la madre de Katheryn Deprill la arropó en un abrigo rojo y la abandonó en el baño de un Burger King, de Allentown, Pensilvania. Pudo haberla dejado en cualquier otro lugar, pero en su interior seguramente sabía que allí la niña estaba segura, porque alguna clienta o trabajadora del lugar entraría y la cuidaría.

La verdad es que así fue. Un cliente de Burger King escuchó a la bebé llorar, la encontraron en el baño, llamaron a la Policía, intentaron encontrar a la madre de la menor y al final, la pequeña fue puesta en adopción. Brenda y Carl Hollis se convirtieron en sus padres y ofrecieron a Katheryn la familia que tal vez su madre biológica sabía que nunca le iba a poder dar.

Cuando tenía 12 años, Katheryn se enteró de su historia, pero saberlo no afectó su relación con sus padres adoptivos, sus hermanos y su hermana. Vivía tan complacida que no fue hasta el pasado 2 de marzo, ya con 27 años y tres hijos propios, que se decidió a buscar a la mujer que la abandonó en Burger King.

Dice que tiene muchas preguntas para ella, pero ningún reclamo. Al contrario, quiere agradecerle que le diera la vida, porque sabe que bien pudo haberla abortado.

Apoyada por su madre adoptiva, Katheryn publicó una foto en Facebook en la cual contaba su historia en dos papeles. Pedía ayuda para encontrar a su madre biológica. “Por favor, ayúdenme a encontrarla compartiendo este mensaje”.

Y Katheryn pensó que algunos de sus amigos compartirían la foto… pero este lunes suman cerca de 30,000 las personas que han compartido su foto en sus muros con la idea de que esa madre aparezca, lo que aún no ha ocurrido. Por lo que hay que compartir su foto todavía más.