Escuelas charter demandan a De Blasio

Se intenta invalidar la decisión del alcalde para no permitir compartir espacios

Tras varias protestas de padres de familia, se procedió a la demanda contra el cierre de escuelas charter en Nueva York.
Tras varias protestas de padres de familia, se procedió a la demanda contra el cierre de escuelas charter en Nueva York.
Foto: EDLPHUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK — Dirigentes a favor de escuelas charters radicaron este lunes una demanda contra del Alcalde Bill de Blasio, con fines de revocar su decisión de no permitir que varias de estas compartan edificios con otras escuelas públicas.

La querella legal entablada ante el Departamento de Educación del estado por Eva Moskowitz, fundadora de la red de escuelas Success Charters, argumenta que la ciudad violó leyes estatales al no presentar un plan oficial y obtener la aprobación del Panel de Políticas Educativas (PEP) antes de “desalojar” la escuela intermedia Central Harlem, que forma parte de su red. El Estado requiere de la aprobación del PEP a cualquier cambio al uso de edificios de escuelas públicas.

Se espera que se radiquen otras dos demandas esta misma semana, por revertir la decisión del Alcalde de bloquear la ubicación compartida de nuevas charters el próximo año escolar. Esta decisión afecta a otras dos de las charters de Moskowitz.

Algunos defensores de los derechos civiles criticaron la decisión de Moskowitz. “Esta demanda es un intento escandaloso e insultante por los gestores inversionistas de Wall Street de usar lenguaje de derechos civiles en un desvergonzado ataque político en contra de Bill de Blasio”, dijo Hazel M. Dukes, presidente del NAACP (Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de color) en Nueva York.

La fecha límite para solicitar cupo en escuelas charters de la ciudad es el próximo primero de abril. Alrededor de 70,000 estudiantes asisten a 183 charters en la ciudad.

Por su parte, el Departamento de Educación indicó en una declaración escrita que “la administración ya está dando pasos para resolver las preocupaciones recibidas de algunos padres”.

“Seguimos comprometidos profundamente con los derechos de todos los estudiantes y en asegurar que cada niño tenga acceso a una gran educación”, señaló el comunicado.