Las ventas empiezan a animarse

Nueva York— El inusual frío de este invierno se convirtió finalmente en rutina y acostumbrados a la ropa de más abrigo los consumidores, monedero en mano, volvieron a animar a la economía en febrero. Así, por primera vez en tres meses las ventas al por menor crecieron un 0.3% (por encima de lo calculado por los analistas), según informó ayer el departamento de Comercio.

Para EE. UU. estas son buenas noticias porque el consumo es el motor de la economía del país.

La mejora de ventas compensa las caídas registradas tanto en diciembre como en enero y que fueron incluso peores de lo calculado hasta ayer por Comercio. Los economistas esperan que con la llegada del buen tiempo a la zona afectada por el frío se compense el terreno perdido hasta ahora, con fuertes aumentos de ventas. Es algo que además consolidaría la teoría de que el mal tiempo es lo que ha generado el bache económico y no solo problemas coyunturales de más difícil solución.

Chris Christopher, analista de IHS Global Insight sentenciaba ayer que este informa de ventas indica claramente que el clima fue “un factor decisivo en el patrón de consumo de los últimos meses y parte del gasto de enero fue retrasado a febrero”. “De cara al futuro, esperamos que las ventas ganen fuerza con la mejora del mercado laboral y del tiempo”.

Los concesionarios de automóviles, las tiendas de ropa y de deportes e incluso las de Internet registraron notables alzas de negocios tras un par de meses de bajada. También los bares y los restaurantes disfrutaron de la vuelta de unos consumidores que se habían quedado en casa durante los meses más fríos.