Madre dominicana logra visa para ver a su hija enferma

Tras angustiosas gestiones, Marjories Taveras podrá venir a cuidar a la pequeña Chrysty
Madre dominicana logra visa para ver a su hija enferma
Chrysty Isabella, de tres años y medio, permanece en Long Island donde recibe quimioterapia por un cáncer al estómago. Su madre ya fue autorizada para viajar.
Foto: Suministrada

NUEVA YORK – Finalmente Marjories Taveras consiguió una visa humanitaria para viajar desde República Dominicana a reunirse con su hija de tres años y medio que padece de cáncer en Nueva York.

La visa le fue emitida gracias a la intervención de la oficina del senador por Nueva York, Charles Schumer, lo que le permitirá a Taveras estar al lado de su pequeña Chrysty Isabella a finales de este mes, según lo confirmó ayer Carina Henríques, quien está a cargo de la menor desde noviembre, cuando llegó a Long Island para recibir tratamiento médico.

“Con nuestra asistencia, la señora Taveras solicitó —con éxito— para una visa humanitaria, lo que le permitirá venir a los Estados Unidos a reunirse con su pequeña hija, que la necesita desesperadamente”, informó la oficina del senador Schumer.

En septiembre del año pasado, la niña fue diagnosticada en República Dominicana con un cáncer denominado neuroblastoma. Desde que llegó a Long island ha estado recibiendo quimioterapia para reducir un tumor que tenía en el estómago y que le fue removido el mes pasado. En abril, además, tiene programado un trasplante de células madre que pudiera salvarle la vida.

“Marjories está muy feliz de poder, al fin, estar y cuidar a su niña”, dijo Henríques, que no ha querido darle la noticia a la pequeña para no crearle ningún tipo de ansiedad. “Una niña tan pequeña no sabe de tiempos y, si se lo digo, va a querer ver a su mamá inmediatamente”.

A Taveras (40) le habían negado la visa en dos oportunidades, debido a que ingresó a los Estados Unidos de forma ilegal en agosto de 2005 y permaneció hasta mediados de 2012, cuando decidió voluntariamente regresar a su país junto a su pequeña.