Cómo elegir un preparador de Impuestos

1. Verifique las calificaciones de la persona. Pregunte si el preparador está afiliado a una organización profesional que ofrece a sus miembros educación continua y recursos y los mantiene a un código de ética.

2. Averigüe sobre las tarifas por su servicio. Evite a los preparadores que basan sus honorarios en un porcentaje del reembolso que reciba o aquellos que dicen que pueden obtener reembolsos más grandes que otros preparadores.

3. Nunca firme una declaración en blanco. Evite a los preparadores de impuestos pagados que le pidan que firmen un formulario de impuestos en blanco.

4. Proporcione todos los registros y recibos necesarios para preparar su declaración. La mayoría de los preparadores de buena reputación solicitarán ver sus registros y recibos y le harán muchas preguntas para determinar su ingreso total y sus calificaciones para gastos, deducciones y otros asuntos.

5. Asegúrese de que el preparador firme el formulario e incluya su número de identificación de preparador de impuestos (PTIN). Un preparador debe firmar la declaración e incluir su PTIN como exige la ley.