El dinero causa líos en el matrimonio

Muchas parejas administran tan mal sus entradas y salidas de dinero que a duras penas se puede decir que eso sea administrar

No son las mentiras, ni los celos, ni la mamá de él o de ella. ¡No! Lo que causa más líos en los matrimonios es el dinero. Muchas parejas administran tan mal sus entradas y salidas de dinero que a duras penas se puede decir que eso sea administrar. Lo más usual es que tengan una cuenta corriente y una cuenta de ahorros común, sin preocuparse de mucho más.

Y así es que sobrevienen las peleas por culpa del dinero. Cada cual quiere quitarse de encima sus responsabilidades y pasárselas a su pareja: “¡Mira cómo gastas!”, “¡Tú piensas que somos ricos!”. Sin embargo, no se dan cuenta de que ambos son igualmente responsables por la falta de organización, por el descuido con las finanzas y por no entender que ellos forman una unidad económica. Para evitar estos problemas, seguir unas cuantas reglas generales:

? Sean comunicativos ambos con su media naranja, y no tengan miedo de discutir, cuando llegue el momento.

? Sean flexibles. Ningún programa rígido e invariable funcionará bien indefinidamente.

? Tengan preparado un plan de gastos. Cada uno debe tener el suyo, expresarlo y discutirlo con su pareja. Es una buena idea para cada parte tener una asignación mensual de la que no tenga que dar cuenta al otro.

? Lo primero es sentarse a hablar de la situación monetaria. ¿Cuánto tienen juntos, incluyendo salarios y otros ingresos? ¿Cuánto deben? ¿Cuáles son los gastos que esperan tener? ¿Están gastando demasiado? ¿Qué sacrificios deben hacer o, acaso, se pueden dar algunos pequeños lujos?

? Expongan claramente sus respectivos planes y metas en lo que concierne al dinero. ¿Aspiran ustedes a comprar casa dentro de unos años?

? Hagan un presupuesto. Relacionen sus gastos incluyendo el alquiler, pagos del auto, alimentos, ¡en fin, todo! Decidan quién va a pagar cada cosa. Si uno de los dos gana más, será el responsable de pagar más cosas, naturalmente. Algunas parejas prefieren unir sus ingresos y pagarlo todo de ese total, dividiendo a la mitad lo que sobre.

? Para ahorrar, aparten cada mes, como mínimo, el 5% de lo ganado. Más es mejor, sobre todo si está pensando en una inversión futura, como una casa. Lo que sobre después de los gastos, debe ser controlado.

? Tengan las cuentas en orden. Estén seguros de guardar datos de sus gastos, recibos cargados a las tarjetas de créditos, cuentas, etc. Mantengan los comprobantes de las compras separadamente.

? Protejan a su familia. Tengan buenas pólizas de seguro. ¿Cuál es la mejor? Si uno de los dos tiene una en su trabajo, que el cónyuge vea si está comprendido/a en ella o si puede incluirse pagando sólo un poco más, y también viceversa. No se excedan al comprar seguros, pero tengan suficiente, por si uno de los dos falla. Tengan asegurada la protección de sus hijos y la casa si uno de los dos muere. Y hagan testamento.

? Obtengan ayuda profesional. No haga transacciones de dinero importantes sin los servicios de un abogado.