Inquilinos en Manhattan esperan devolución de edificio

Quince familias fueron desalojadas, en 2008, debido al incumplimiento en el pago de impuestos por parte de caseros
Inquilinos en Manhattan esperan devolución de edificio
Los residentes del 21 de la calle Arden confían en que la ciudad cumpla su promesa de renovarles su inmueble.
Foto: EDLP / José Acosta

NUEVA YORK — Quince familias del 21 de la calle Arden, en el Alto Manhattan, aún están a la espera de que la ciudad cumpla su promesa de renovarles su inmueble y entregarles sus apartamentos, de los cuales fueron desalojados en 2008.

Mirian Disla, secretaria de la Asociación de Inquilinos, dijo que el edificio, situado en el barrio de Inwood, fue tomado por la ciudad, en 1991, por falta de pago de impuestos “después de años de ser propiedad de notorios caseros de mala reputación”.

La estructura entró al programa del Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda (HPD, por su sigla en inglés) de Arrendamiento Interino de Inquilino (TIL). Este programa fue diseñado para entrenar a los residentes de edificios de la ciudad en manejo de sus propiedades.

Bajo el programa, cuando las reparaciones son completadas, devuelven el edificio a propiedad privada como una cooperativa de inquilinos.

“Nosotros cumplimos nuestra parte del trato”, dijo Disla, quien vivía con su hija, hoy día de 23 años, y su madre octogenaria. “Formamos una asociación de inquilinos, les dábamos mantenimiento, y cobrábamos los alquileres”, indicó.

Pero, según Disla, el edificio con los años se fue hundiendo y deteriorando al punto que se hizo peligroso habitarlo.

“La caldera tenía un olor muy fuerte y por eso fue que nos sacaron y nos ubicaron en diferentes edificios”, explicó Disla.

En noviembre de 2011, HPD contrató a la Northern Manhattan Improvement Corporation (NMIC) para renovarlo. La Asociación de Inquilinos y NMIC procedieron con el proyecto: contactaron un arquitecto y gastaron casi $50,000 en trabajo de pre-desarrollo, incluyendo la producción de planos arquitectónicos y un plan de trabajo.

“Sin embargo, en enero de 2014, HPD puso bruscamente en suspenso el proyecto y sólo dijo que no iban a seguir adelante en este año fiscal, sin ofrecer garantías de que el proyecto podría avanzar en absoluto”, detalló Disla. “Queremos es que HPD no explique por qué detuvo los trabajos de renovación, cuando ya nos había dicho que tenía los fondos para ello. Hemos esperado seis años y creemos que ya es demasiado”, señaló.

Eric Bederman, portavoz de HPD, argumentó que la causa del retraso en la renovación se ha debido “a la crisis económica”.

“El 21 de Arden actualmente está a la espera de rehabilitación”, dijo Bederman. “La recesión económica nacional y el colapso del mercado inmobiliario en 2008 hicieron que sea extremadamente difícil para los desarrolladores obtener financiamiento para los proyectos de viviendas residenciales; esto incluye proyectos como el del 21 de Arden, lo que por desgracia causa un retraso significativo en el proyecto”, sostuvo.

Bederman no precisó cuándo concluirá la reparación, pero señaló que HPD está trabajando con NMIC en todo lo relativo a la misma.

Alrededor de la web